Por: Yendry Miranda 9 enero, 2015
Tradición. Cuando se prueba la comida india lo ideal es ir acompañado, pues la tradición es poner los platos al centro de la mesa y compartir. Eyleen Vargas
Tradición. Cuando se prueba la comida india lo ideal es ir acompañado, pues la tradición es poner los platos al centro de la mesa y compartir. Eyleen Vargas

Si abrirse a nuevas experiencias está en su lista de propósitos para este año, una buena forma de llevarlo a cabo podría ser aventurándose en la comida de la India.

Sus ingredientes frescos, sumados a una extensa lista de condimentos naturales y el picante adecuado, pueden ser todo un descubrimiento para el paladar de los comensales ticos.

Para quienes quieren conservar la línea, o bien comenzar a comer más saludable, su mezcla de ingredientes naturales, libres de grasas, harán que no quiera dejar de comerla jamás.

“La cocina india está llena de aromas y sabores muy especiales y es una forma de alimentarse muy sana y sumamente equilibrada”, comentó la nutricionista Silvia Vargas.

Sin embargo, ¿cómo debutar en esta gastronomía sin fracasar en el intento?

Kapil Gulati, gerente del restaurante Naans & Curries (con locales ubicados en Momentum Pinares y Lindora), recomendó: “Lo primero que deben hacer las personas es abrir su mente; la comida de la India es sabrosa”.

Para quienes visitan un restaurante de este tipo el especialista dio diferentes recomendaciones. La primera es ir con tiempo.

“La gastronomía de la India no es comida rápida. Todos los platos se deben preparar al momento para garantizar su frescura, así que es posible que las órdenes tarden un poco”, explicó.

El especialista agregó: “Otra idea que se debe saber es que no todos los platos son picantes o muy condimentados. Cuando usted viene a un restaurante se encontrará tres niveles de picante; lo ideal es que la primera vez los pida sin él y luego vaya aumentando la cantidad en próximas visitas”, comentó.

Infaltables. Si va a un restaurante indio la aventura comenzará desde las bebidas.

Para tomar, los expertos recomiendan un vaso de lassi , una bebida a base de yogur que se puede encontrar con sabores dulces, en fusiones con frutas o salados con especies como comino.

A la hora de enfrentarse al menú, descubrirá que en él encontrará opciones vegetarianas y tradicionales.

Gulati, originario de Nueva Delhi, recomienda a los ticos ir poco a poco: primero con recetas con ingredientes conocidos por todos, pero que pocas veces hemos visto juntos.

Eyleen Vargas.
Eyleen Vargas.

En las entradas, un ejemplo de ello es el pollo tikka a la naranja, que tiene trozos de pollo marinados con cardamomo, nuez moscada, naranja y miel.

Si quiere una opción sin carne, una muy gustada por los nacionales son las llamadas samosas , una especie de empanadas hechas con harina de trigo y rellenas de papa.

Si quiere un plato fuerte del que quede enamorado a primer bocado, este sin duda será el cordero rogan josh (curri aromático), el cual se cocina con cebollas salteadas, tomate, jengibre e hinojo.

Los que no comen carne no pueden dejar de probar el daal bukhara , lentejas negras cocidas por 12 horas que se sirven con crema y tomate.

Para complementar su comida no deje de probar el arroz basmati , un grano largo y de delicioso aroma; así como la amplia variedad de panes hechos con trigo, harina de garbanzo y papa.

Para un dulce final no deje de probar opciones como el gulab jamun , bolas de queso cottage rellenas de pistachos y azafrán con sirope y el badam halwaa (almendras picadas, cocidas en miel).

Etiquetado como: