29 noviembre, 2013

L a mirada que David Garrigues lanza a las ciudades destruye y construye a la vez. El artista se fija en lo descompuesto y lo perdido, pero lo hace para transformarlo en las obras de Descomposición urbana-material , exposición que se exhibe en la Alianza Francesa, de barrio Amón.

Se trata de una técnica con la cual el artista ha trabajado por cuatro años. Garrigues recupera materiales de desecho de San José, Alajuela y Heredia para crear nuevas texturas y transformarlos en obras que indagan en esa misma descomposición.

Si bien ha expuesto anteriores trabajos similares, el artista toma nuevos materiales y crea otras piezas. “En esta oportunidad, quiero presentar en la Alianza Francesa una exposición inédita sobre mi propuesta, de materiales descompuestos sobre papel y aluminio”, explica el artista en el comunicado de prensa.

Garrigues se fija, precisamente, en aquello que la sociedad desecha: objetos y personas. Por ello, sus cuadros son vibrantes y ácidos retratos de los pobladores de las zonas urbanas consumidas en material de desecho y en la descomposición.

El artista ha exhibido sus obras en el país y en el extranjero en múltiples ocasiones. La exhibición estará abierta hasta el 20 de diciembre.