Caricaturas El montaje del Grupo Guiñol utiliza, en su nueva propuesta, el lenguaje de los dibujos animados para mostrar la violencia

 30 septiembre, 2013

Personajes. Viviana Porras ha realizado una campaña de expectativa que incluye fotografías que representan escenas de la obra. Viviana Porras para LN
Personajes. Viviana Porras ha realizado una campaña de expectativa que incluye fotografías que representan escenas de la obra. Viviana Porras para LN

Una reflexión sobre la violencia en los barrios costarricenses se topa con el lenguaje cotidiano de los personajes de la televisión y los dibujos animados en PicNic en familia . El nuevo montaje del Teatro Guiñol llegará a las tablas el jueves 3 de octubre en el Teatro 1887.

La obra es una adaptación libre de la obra Picnic , del español Fernando Arrabal, pero pensada para el contexto costarricense.

“El texto de Arrabal propone una crítica a la guerra. Trata de los soldados que se preguntan por qué deben matar gente que no conocen”, explicó Wendy Hall, directora de PicNic en familia .

Hall toma la esencia de texto del español y la traslada al país luego de las inquietudes surgidas tras varios años de vivir en en el barrio Sagrada Familia, en San José.

“Cuando leo el texto veo que se puede hacer una analogía con las ‘guerras’ que se viven en los barrios marginales con las narcofamilias”, añadió Wendy Hall.

Lenguajes. PicNic en familia se destaca por el uso de una estética particular, similar a la de los dibujos animados, para presentar el argumento de la historia.

Movimiento. El montaje incorpora la técnica Laban de movimiento y la manipulación de muñecos. Hilda Sanabria para LN.
Movimiento. El montaje incorpora la técnica Laban de movimiento y la manipulación de muñecos. Hilda Sanabria para LN.

La obra inicia un soleado domingo, cuando los señores Tepán acuden a la “trinchera” donde su hija vigila los “negocios” de la familia. Los padres han decidido organizar un picnic para mimar a su joven hija pero se toparán con un miembro de una familia rival que ha llegado a su territorio.

Allí inicia una guerra de tensiones por el poder de las aceras y zonas del barrio, el cual se recrea con una escenografía, música y diseño gráfico que sumergen al público en el ambiente de una caricatura.

“Hago una metáfora en el sentido de que parece un chiste y que no se le da la prioridad al tema”, aseveró Hall.

La obra se estrena el jueves 3 de octubre y estará en el Teatro 1887 hasta el 3 de noviembre. Las funciones se efectuarán, de jueves a sábado, a las 8 p. m., y los domingos a las 6 p. m. Las entradas tienen un costo de ¢ 4.000 (general) y ¢2.000 (estudiantes)