El sociólogo y teórico cultural fue uno de los máximos exponentes de los estudios culturales

Por: Fernando Chaves Espinach 10 febrero, 2014

San José

El sociólogo y teórico cultural inglés Stuart Hall falleció a los 82 años. El pensador fue una de las figuras más prominentes del campo de los estudios culturales británicos y fue editor de importantes publicaciones académicas.

Hall era uno de las voces más críticas dentro de la izquierda británica. Su campo de estudio se concentró en cuestiones de raza, sexualidad, identidades y los medios masivos. Gracias a sus contribuciones y las de sus colegas, se empezaron a considerar los cambios culturales en las sociedades como fuerzas relevantes para la teoría política y económica.

Captura de pantalla de The Stuart Hall Project, documental que analiza la vida del teórico cultural Stuart Hall (1932-2014).
Captura de pantalla de The Stuart Hall Project, documental que analiza la vida del teórico cultural Stuart Hall (1932-2014).

El sociólogo nació en Kingston, Jamaica, en 1932, pero llegó a la Universidad de Oxford en 1951. Allí, junto con el historiador socialista E.P. Thompson, lanzó la influyente revista New Left Review. Posteriormente, se convirtió en investigador del centro de estudios culturales de la Universidad de Birmingham.

De 1979 a 1997, Hall fue profesor de sociología en la Open University. Desde esta y otras vitrinas, criticó el avance de la derecha de Margaret Thatcher, el neoliberalismo y ahondó en el debate sobre el multiculturalismo y el poscolonialismo.

Muchos de sus escritos en colaboración con múltiples investigadores giran en torno a la pregunta de cómo construir sociedades plurales que respeten las diferencias religiosas y étnicas de sus ciudadanos.

"La imaginación política de Hall combinó vitalidad y sutileza; en el campo de las ideas era duro, listo para combatir posturas que creía políticamente peligrosas", señalan sus exalumnos David Morley y Bill Schwarz en su obituario en The Guardian.

En el 2012, el director John Akomfrah realizó el documental The Stuart Hall Project, que recogió sus principales reflexiones y la historia de su vida. "Stuart Hall era una de las pocas personas de color que veíamos en televisión que no estaba cantando, bailando o corriendo... Era una especie de estrella de rock para nosotros [adolescentes negros lectores], un icono pop con cerebro cuya presencia icónica en la más pública de las plataformas – la televisión – sugería toda suerte de 'posibilidades imposibles'", declaró Akomfrah a The Voice en su versión digital.