En el campo ferial de un pueblo de Puntarenas se instaló una caravana de artistas con poesía, cuentos y teatro para compartir.

 8 agosto, 2016
Juan Cuentacuentos presentó ‘Cuentos para jugar y cantar’ en el salón comunal de Agua Buena. / Fotografía: Mayela López.
Juan Cuentacuentos presentó ‘Cuentos para jugar y cantar’ en el salón comunal de Agua Buena. / Fotografía: Mayela López.

“Buenaaas tardeeeees. Bueeee– naaaaas– tar– deeeeeeees”. Así, con gritos provenientes de pequeños y entusiasmados pulmones, se inició el Festival Nacional de las Artes 2016 en Agua Buena, comunidad a la que arribó ayer, a las 2 p. m., la Ruta de las Artes.

Se trata de una propuesta del Ministerio de Cultura y Juventud que tiene la misión de llevar actividades artísticas a ocho comunidades de la Zona Sur dentro del marco del Festival Nacional de las Artes .

Los artistas que se presentan viajan en el mismo bus y llegan a la comunidad a cambiar de repente el panorama.

El primer acto de ayer en el campo ferial fue el de la compañía teatral Los Muchachos del Barrio, que presentaron la obra Discapacidad , un montaje que busca crear conciencia, por medio de títeres y a través de un humor inclusivo para niños y adultos, sobre las maneras adecuadas en que se pueden tratar distintas discapacidades.

Los Muchachos del Barrio mostraron la obra ‘Discapacidad’. / Fotografía: Mayela López.
Los Muchachos del Barrio mostraron la obra ‘Discapacidad’. / Fotografía: Mayela López.

Los niños sentados al frente interactuando con los títeres y con las manos en los cachetes se apuntaron felices a todos los juegos que la compañía propuso. Uno de ellos fue saludar con un largo “¡bueeeeeee nas taaaaardes!” al Festival.

El acto seguido lo protagonizó Juan Cuentacuentos, quien con una guitarra ofreció una historia que convocó, poco a poco, a una gran mayoría del pueblo.

Luego hubo un receso para darle espacio a la siguiente presentación, que estuvo a cargo de Estefanía Dondi, a las 4 p. m.

“Yo presento un danza contemporánea. Mi pieza se llama Entre la locura y la belleza . Es un juego con la improvisación y tiene mucho que ver con estar en el momento, así como lo que siento con el publico”, explicó Dondi.

40 minutos después, no hubo duda de que dentro del campo ferial de Agua Buenas, las fibras de curiosidad se despertaron... ojalá que para siempre.

Luego, para recibir la noche, el grupo de teatro Impromptu presentó el espectáculo Sueños en la calle .

“Esta obra es de improvisación teatral. Se trata de tres soñadores que andan detrás de sus sueños. Creamos la historia a partir de títulos que nos da el público”, comentó Andrey Ramírez, de Impromptu.

Hasta el 13 de agosto, la Ruta de las Artes visitará con estos actos y otros más a otras siete localidades de la Zona Sur.