24 marzo, 2015

Madrid

Los restos de Miguel de Cervantes identificados sin discrepancias en la cripta de la iglesia madrileña de las Trinitarias permanecerán allí, como quiso el autor del Quijote, aunque conservados como se merecen, afirmó este martes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

A pesar de que los arqueólogos confirman el hallazgo de los restos de Miguel de Cervantes entre un conjunto de huesos, no han podido identificar cuáles pertenecen al escritor.
A pesar de que los arqueólogos confirman el hallazgo de los restos de Miguel de Cervantes entre un conjunto de huesos, no han podido identificar cuáles pertenecen al escritor.

Preguntada en rueda de prensa por los planes del Ayuntamiento tras la identificación de los restos de Cervantes, la alcaldesa indicó que esos restos se van a colocar "como se merecen en la iglesia".

Botella señaló que las religiosas del convento están de acuerdo con seguir custodiando esos restos, como era voluntad de Cervantes, y que espera que la nueva situación en que queden dispuestos en el interior de la iglesia sea una realidad en un tiempo prudente.

Lo que no adelantó la alcaldesa, porque no está decidido, es qué tipo de actos u homenajes se van a poder realizar el 23 de abril, aniversario de la muerte de Cervantes en 1616 y Día del Libro.

Sí resaltó que el Ayuntamiento está en contacto con el Arzobispado y que esta semana se va a reunir con el director de la Real Academia de la Lengua, Darío Villanueva, quien se declaró "muy feliz" por la confirmación de que los huesos encontrados en el convento de la Trinitarias corresponden a Miguel de Cervantes.

"Por fin la casa está ordenada", subrayó el director de la RAE tras hacerse oficial la noticia de que los restos de Miguel de Cervantes y los de su esposa, Catalina de Salazar, se habían hallado, aunque muy disgregados y junto con los de otras 15 personas, en la cripta de la iglesia madrileña de las Trinitarias.