La 23.ª edición impresa acoge voces coloquiales y varios términos extranjeros

 17 octubre, 2014

Madrid. EFE La vigesimotercera edición del Diccionario de la Lengua Española , que se publicó ayer en todos los países hispanohablantes, incluyó palabras como burka, ciclogénesis, coach , hiyab, homoparental, quad y wifi, al igual que voces coloquiales como birra, de la forma coloquial italiana para referirse a la cerveza.

También fueron aceptadas palabras como amigovio, botellón, gorrilla y chupi.

Estas son algunas de las novedades que las 22 Academias de la Lengua Española aprobaron en la última fase de elaboración del Diccionario, que se presentó a la prensa en la sede madrileña de la Real Academia Española.

Desde la publicación de la anterior edición del Diccionario (en el 2001), esta obra esencial de referencia, cuya edición digital recibe casi un millón y medio de consultas diarias, se ha actualizado periódicamente en Internet con miles de nuevas entradas y acepciones. Pero la edición en papel, publicada por Espasa, contiene centenares de novedades que aún no están disponibles en la versión electrónica. Habrá que esperar un poco a que la Academia la actualice.

Más y más. Dentro de las novedades, hay numerosas voces americanas que se han incrementado de manera significativa en la 23.ª edición. Amigovio (fusión de amigo y novio) es una de ellas. Y se han admitido, además, palabras como basurita, bíper, cajonear, conflictuar, enrulado, lonchera, motoneta, nocaut y papichulo.

Del mundo islámico, han saltado al Diccionario burka y hiyab. La primera se define como “ vestidura femenina propia de Afganistán y otros países islámicos, que oculta el cuerpo y la cabeza por completo, dejando una pequeña abertura de malla a la altura de los ojos” . Y la segunda es el “pañuelo usado por las mujeres musulmanas para cubrirse la cabeza” .

Antipersona, aplicado a esas minas que matan o mutilan a quienes las pisan, llega al Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), al igual que sucede con ciclogénesis (formación de un ciclón) .

Si en el 2012 el matrimonio homosexual se incorporó al DRAE, ahora lo hace la voz homoparental, que se aplica a una familia “ formada por dos personas del mismo sexo y los hijos” . También, se han adaptado a la nueva realidad social las definiciones de marido (‘hombre casado, con relación a su cónyuge’) y de yerno (‘cónyuge masculino de la hija o del hijo de una persona’), entre otras.

Los extranjerismos figuran en cursiva cuando no se han adaptado al español. Así pasa con backstage (espacio detrás de un escenario) y coach (persona que asesora a otra para impulsar su desarrollo profesional y personal).