Cueva de Luz tiene cerca de 900 estudiantes que reciben talleres artísticos y educaciones

Por: Manuel Herrera 8 mayo
Gracias a Sifáis, en La Carpio se formó una orquesta, un ensamble de jazz y un grupo de rock . M. Fernández/Archivo.
Gracias a Sifáis, en La Carpio se formó una orquesta, un ensamble de jazz y un grupo de rock . M. Fernández/Archivo.

La Fundación Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (Sifáis) solicita donaciones para concluir el edificio Cueva de Luz, su centro de integración y cultura en La Carpio.

A través de la campaña Yo me uno a la actitud Sifáis, el programa intenta recaudar ¢39 millones para completar la obra, que opera desde agosto del 2014 pese a no estar concluida.

"Si bien este edificio se ha utilizado intensamente desde el 2 de agosto del 2014 y hasta ganó el año pasado el primer lugar en la Bienal Internacional de Arquitectura, lo cierto es que todavía no está concluido. Nos falta completar los servicios sanitarios, los aleros para que no se meta el agua en época de lluvia, el sistema eléctrico y de seguridad, así como el mejoramiento del espacio para la adecuada atención diaria de 40 niños del Montessori", afirmó Maris Stella Fernández, presidente de la fundación.

Cueva de Luz ofrece de manera gratuita más de 125 talleres, la mayoría de ellos de artísticos y educacionales, que son impartidos por voluntarios.

Fernández especificó que la campaña cuenta con el aporte de la logística de recaudación de fondos Yo me uno, de BAC Credomatic. Las contribuciones deberán ser en efectivo en cualquiera de los puntos Servimás del país, en todas las sucursales del BAC o en el sitio www.yomeuno.com.

La campaña del Sifáis cuenta con el apoyo de populares figuras de la música y la televisión costarricense, entre ellas el cantante Luis Montalbert y el chef y presentador de televisión Daniel Vargas.

Sifáis es una iniciativa que promueve la inclusión social multivía en comunidades marginales, convirtiendo cada espacio en un lugar de oportunidades. En La Carpio, la fundación trabaja desde hace seis años y actualmente tiene más de 900 estudiantes.

El programa se ha extendido en comunidades como Barrio México, Quebrada Honda en Guanacaste y Birrí en Santa Bárbara de Heredia.

Etiquetado como: