Opera print. Priscilla Aguirre expone escenas vinculadas al Teatro Nacional

 18 octubre, 2015
Café y cinco pesos alude al billete de cinco colones emitido en 1968 y que reproduce una escena pintada en el techo del teatro
Café y cinco pesos alude al billete de cinco colones emitido en 1968 y que reproduce una escena pintada en el techo del teatro

En una esquina del café hay una peña, pero de esas que hablan sin ser milagrosas. Seis amigos intercambian palabras junto a una cabeza de mármol, convidada de piedra. Sobre una pared, un pañuelo de satén exhibe un dibujo alusivo al Teatro Nacional : uno de los nueve que expone Priscilla Aguirre en el hermoso café del teatro.

La muestra se titula Opera print y se compone de siete diseños impresos sobre tela. Dos de ellos están duplicados con cambios de colores. En total, son nueve pañuelos, y todos los diseños se inspiran en objetos presentes en el Teatro Nacional o cerca de él.

Priscilla Aguirre fue seleccionada por una Comisión Curatorial, que también eligió a los artistas que han expuesto durante el 2015 en la Galería José Luis López Escarré (en el café del teatro).

“Para el Teatro Nacional es un honor que Priscilla Aguirre exhiba una muestra de pañuelos inspirada en nuestra institución ”, expresa Cynthia Arias Gutiérrez, funcionaria de Promoción Cultural del teatro.

Aguirre ya ha publicado afiches y tarjetas que muestran lugares representativos de las provincias costarricenses. Por ejemplo, el afiche de la provincia de San José incluye la Botica Solera y el Zoológico Simón Bolívar, entre otros elementos.

“Me interesa recoger escenas de nuestra cultura y dibujarlas. Quisiera que, al ver mis ilustraciones, las personas recuerden experiencias agradables”, dice la artista.

Vistas y visitas. Para esta exposición, Aguirre partió de las visitas que hizo al Teatro Nacional y sus alrededores. Así, recordó haber visto cómo unos niños alimentaban a unas palomas en la plaza de la Cultura, y dibujó esta escena a la plumilla sobre un papel.

Luego, Priscilla escaneó el dibujo y lo observó en una pantalla de computadora, donde le puso los colores, y repitió la escena en módulos que cubrirían toda la superficie de la futura tela. Un mismo diseño puede imprimirse en colores diferentes y con fondo claro u obscuro.

Los tamaños expuestos son cuadrados de 50 x 50 centímetros. Las piezas se imprimen una a una pues en Costa Rica no hay una máquina que pueda estampar continuamente un rollo de tela.

Teatro y lluvia incluye un dibujo de la fachada del Teatro Nacional y una estatua china situada en el paseo de los Estudiantes.
Teatro y lluvia incluye un dibujo de la fachada del Teatro Nacional y una estatua china situada en el paseo de los Estudiantes.

“Yo estudié pintura en la Universidad de Costa Rica, pero siempre me habían gustado el diseño y la ilustración. Luego trabajé en una agencia de publicidad”, relata la artista.

Con su esposo, Priscilla creó el Estudio Lacabeza, que ha trabajado para agrupaciones culturales y ha diseñado portadas de discos de Malpaís y Papaya Music , entre otros grupos y sellos.

Aguirre desarrolla también una línea de diseño llamada Holalola en homenaje a su gata, la que, al retornar de la calle, es recibida amablemente con un “¡Hola, Lola!”. Bajo aquel nombre se han creado libros para colorear, bolsos, tazas y otros objetos.

Café en el café. Niño en el foyer es un recuerdo de Priscilla: de cuando llevaba a su hijo al teatro; se le escapaba en el segundo piso y quería sentarse en los sofás circulares, vedados al público para que no se deterioren.

Café y cinco pesos alude a los billetes de cinco colones emitidos en 1968, en cuyos reversos aparece una alegoría al café y al banano. La pintura original, de 1897, se aprecia en el cielo raso del vestíbulo del Teatro Nacional. Priscilla ha tomado dos imágenes de mujeres, un canasto, unos granos de café y el número 5.

El intermedio eterniza en tela a unos espectadores que han salido del auditorio para tomarse una copa en el vestíbulo del teatro y ante la puerta de la boletería. ¿De qué conversarán en su mundo de dos dimensiones?

Para ejecutar sus obras, Aguirre se inspiró en parte en unos libros de turismo ilustrados por Miroslav Sasek (1916-1980) , artista checo que, en los años 50, publicó vademecum titulados Esta es Roma y Esta es Grecia –entre otros lugares–, dirigidos a niños.

Valiosa trayectoria. “Cuando yo estudiaba pintura, la gente me decía: ‘¡Uy, se va a morir de hambre!’; pero esto no ocurre. Los artistas somos dueños de nuestras habilidades y podemos hacer nuestras propias vidas empleándolas bien”, asegura Priscilla.

Priscilla Aguirre Jiménez ha ofrecido exposiciones individuales y colectivas dentro y fuera de nuestro país.

Así, ha exhibido obras cuatro veces en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica. Del 2006 al 2009 obtuvo el premio al mejor diseño gráfico de la Asociación de Artistas Costarricenses de la Música (ACAM).

Aguirre ha intervenido en la Bienal de Diseño de Panamá (2009) y en la Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid (2008 y 2010). En el 2008, con su Estudio Lacabeza, ella fue incluida en el libro Latinamerican Graphic Design , de la Editorial Taschen. Lacabeza forma parte de los 200 mejores estudios de diseño gráfico en Latinoamérica, según el crítico brasileño Felipe Taborda.

El artista Miguel Casafont Broutin expresa: “Para Priscilla, el estampado es un poema de infinitas formas. Sus dibujos son sonetos y hasta laberintos en decasílabos, con la elegancia y la inspiración de quien dibuja con el corazón para colocar su mundo en un pañuelo”.

La ilusión de la peña del café del teatro tal vez sea ahora aparecer en los dibujos: quizá insistiendo, quizá yendo cada día...

La exhibición se ofrece hasta el 10 de diciembre en el Teatro Nacional.