Por: Katherine Chaves R. 9 octubre, 2013

El pintor Juan Delgado aprovechará que el papa Francisco lo recibirá este miércoles en Roma, Italia, para entregarle un cuadro de su autoría y, de paso, pedirle que visite Costa Rica.

El óleo es un retrato mediano del Pontífice con un fondo de color negro. Allí, se ve con el solideo, la casulla, el crucifijo color plata y, quizás lo más llamativo, es que tiene unas cuantas lágrimas en sus ojos.

“Siempre que hago un cuadro, empiezo con los ojos. En esta ocasión, lo hice así porque creo que eso hará que tenga más conexión espiritual con la gente que lo vea”.

Delgado, quien se autodenomina como un fiel católico, agregó: “Tardé cerca de tres semanas elaborando el cuadro. Lo hice porque lo admiro mucho. Él es muy sencillo, tiene grandes gestos de humildad; es una fuente de inspiración para todo el mundo. Yo quería plasmar lo maravilloso que es”.

Además, el artista aprovechará el viaje y la visita para pedirle “de rodillas” que venga al país.

“Sería un sueño que él venga, para mí, eso sería lo máximo. Cuando lo vea, eso será lo primero que le voy a decir y, como él es tan humilde, sé que valorará mi petición”, dijo Delgado.