El comediante italiano se presenta hoy y mañana en el Teatro Nacional con su espectáculo La Carta , el mismo que trajo hace dos años.

Por: Manuel Herrera 28 mayo, 2016

Dos años después de su última presentación en el país , el clown Paolo Nani se reencontrará con el público costarricense este sábado a las 8 p. m. y mañana a las 5 p. m. en el Teatro Nacional.

El maestro de los gestos –uno de los comediantes italianos más reconocidos en el mundo– conversó con Viva de sus presentaciones y de cómo evolucionó el espectáculo La Carta desde el 2014.

¿Qué significa reencontrarse con el público tico?

Me gusta mucho cómo la gente de Suramérica y Centroamérica reaccionan al teatro que hago. Son muy sensibles a mi trabajo. Son un público muy caliente y apasionado. Es un placer trabajar aquí porque hay lugares como en Bélgica que les gusta mi trabajo pero no te lo dicen, ni se ríen.

Regresa con La Carta ¿cuánto ha cambiado el espectáculo comparado al que presentó hace dos años?

Siempre evoluciona un poquito, por eso se ha mantenido por 24 años, porque siempre hay algo nuevo. Los cambios son pequeños pero las cosas buenas siempre se quedan. Al principio, el espectáculo era de 45 minutos y ahora es de 65, pero está lleno de detalles que permanecen a pesar de los años. La Carta tiene 15 escenas y cada vez que lo hago trato de que sea mejor que el último.

¿Por qué regresar a Costa Rica con La Carta ?

Es más simple de transportar que los otros dos espectáculos que tengo. Este show cabe en una maleta. Se basa más que todo en un trabajo actoral. La escenografía es prácticamente una silla y una mesa.

¿ La Carta es su espectáculo más querido?

Es el que más he hecho en toda mi vida: más de 1.200 veces en 36 países de todo el mundo. En noviembre lo llevo a China y hay negociaciones para presentarlo en Japón. Quiero ver la reacción que la gente en Japón puede tener del espectáculo.

¿Por qué es tan especial La Carta ?

Siempre insisto en que en el teatro se comparte algo. Hay quienes dicen que cuando ven el espectáculo me conocen muy íntimamente. Hay mucha gente que me conoce y yo no los conozco a ellos.

¿Es difícil entretener a la gente con solo gestos?

Más que todo es una cuestión de cuánto tiempo necesita para hacerlo. Para mí es más fácil porque no tengo mucho talento para hablar. Me enfoqué en hacer algo internacional que no necesite traducción. El teatro visual ha sido mi objetivo.

¿Piensa en el retiro (tiene 60 años)?

Tengo un héroe que pensó diferente y que me gusta mucho: el danés, que vivió más en Estados Unidos, Víctor Borge. Él murió tres días después de su último espectáculo. Eso me gusta y es lo que pienso sobre el retiro.

Detalles. Las entradas para ver a Paolo Nani van de los ¢12.000 a los ¢23.000 y están a la venta enPublitickets y puntos Servimás autorizados.