Fotos de gran formato brindan obras del pintor mexicano José María Velasco

Por: Víctor Hurtado Oviedo 13 septiembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Cien años no es nada, sobre todo para el arte que perdura. A cien años de la muerte del pintor mexicano José María Velasco Gómez, el Instituto de México presenta 25 reproducciones fotográficas en gran formato que confirman a Velasco como uno de los grandes paisajistas del siglo XIX.

La exhibición José María Velasco: Visiones del Anáhuac fue creada por el Museo Nacional de Arte de México. ‘Anáhuac’ es el nombre nativo (náhuatl) del valle de México.

El lapso de la producción de las obras de Velasco, nacido en 1840, va de 1875 a 1908. El pintor falleció el 26 de agosto de 1912.

La exposición comienza con imágenes “abiertas” del campo y concluye con “acercamientos” a espacios específicos que se han convertido ya en partes emblemáticas de la capital del país (como la Alameda), pero que se ven con el aire rural de aquellos tiempos.

Las obras exhiben celajes, follajes, terrenos áridos, haciendas, trenes, presas, puentes y fábricas. Algunos cuadros corresponden al subgénero de “vistas urbanas”.

“José María Velasco fue el ‘inventor’ de la imagen del valle del Anáhuac, una de las tres imágenes con las que, con la Virgen de Guadalupe y el escudo nacional, los mexicanos representamos el amor por la patria”, afirmó Mauricio Sanders, director de Instituto de México en Costa Rica.

“Existe continuidad entre Velasco y los maestros del nacionalismo mexicano pues Orozco, Rivera y Siqueiros crearon sus obras sobre el trabajo de Velasco y su generación: una idea sintética de nación mestiza: indígena y europea”, añadió Sanders.

José María Velasco (1840-1912) fue un pintor activo entre 1850 y 1910; también cultivó el retrato y ejerció la docencia en arte. Velasco representó a su país en exposiciones mundiales, como la de París (1889) y la de Chicago (1893).

Su obra despertó la admiración de conocedores, como Octavio Paz.

“Contra lo que parece, Velasco no es un pintor ‘fotográfico’ pues sumaba anacronismos y anatropismos; es decir, cosas que nunca estuvieron en ese lugar. Algunos de sus paisajes simulan el efecto de un lente gran angular”, dijo Sanders.

Agregó que Velasco no podría clasificarse propiamente como un pintor realista. “Es más un simbolista”, expresó el director.

Sin embargo, recordó, en Velasco también hay una vena de observador científico, que se refleja en sus estudios de flora y fauna, elaborados en formatos más pequeños.

De joven, José María Velasco cursó estudios de matemáticas, biología y zoología.

La exposición estará abierta hasta el 30 de octubre, de lunes a viernes de 8 a. m. a 5 p. m. El Instituto de México está sito en Los Yoses. Su teléfono es el 2283-2333.

Etiquetado como: