Notable: John Chávez, actor costarricense residente en Estados Unidos, protagoniza la obra de Fernando Rodríguez Araya, estrenada en el país en el 2013

Por: Fernando Chaves Espinach 31 marzo, 2015

En Alevosía , cuatro personajes se preguntan quésería de sus vidas si las hubieran vivido. Esta obra de perspectiva filosófica es, desde la semana pasada, la carta de presentación de su dramaturgo para el público de Miami.

Tico. La obra Alevosía se estará presentando en el ArtSpoken Performing Arts Center (1167 SW 6th St, Miami). Carlos Artime / John chávez para La Nación.
Tico. La obra Alevosía se estará presentando en el ArtSpoken Performing Arts Center (1167 SW 6th St, Miami). Carlos Artime / John chávez para La Nación.

Alevosía , obra del costarricense Fernando Rodríguez Araya, se está presentando en el ArtSpoken Performing Arts Center de esa ciudad estadounidense.

Protagoniza la obra un actor tico destacado en la escena teatral de Miami, John Chávez. La dirige un prominente director de teatro hispano en Estados Unidos, el cubano Yoshvani Medina.

Los otros actores que aparecen en la obra son Yrelkah Brown, Letty Carmona y Hendrik Mariné (Hero Sverdslynger).

Notorio. John Chávez asistió al primer montaje de la obra en Costa Rica, en diciembre del 2013. El texto de Rodríguez ganó el Concurso de Dramaturgia Inédita y fue llevado a escena por José Pablo Umaña en la Sala Vargas Calvo del Teatro Nacional. Chávez le llevó la propuesta a Medina, a Estados Unidos, y lo estrenaron en un centro multidisciplinario de artes el 27 de marzo, Día Mundial del Teatro.

Inspirado en la obra de Jean-Paul Sartre A puerta cerrada , Rodríguez explora el tema de la percepción de la vida a través de la muerte y viceversa. “ Alevosía tenía la intención de verla (la vida) desde la perspectiva de personajes que aún no han nacido o que tuvieron una vida muy breve”, señala. Así, el dramaturgo pensó en los casos de madres que dan a luz a niños pero que, afectadas por condiciones psiquiátricas graves, los asesinan.

“La perspectiva del montaje cambió un poquito por la visión de José Pablo Umaña, quien la pintó un poco más clara. Él se quedó con la parte más esperanzadora de la obra. En Miami, la perspectiva es totalmente distinta”, explica Rodríguez.

Según el dramaturgo, Chávez le ha contado que la recepción ha sido buena y que el proceso de trabajo fue enriquecedor para los artistas. “Les ha permitido explorar muchas emociones y sensaciones. Me gusta explorar el tipo de teatro que explora emociones, texturas, colores, olores”, dice.

Según el escritor, este proyecto ratifica la importancia de escribir sobre temas universales en la dramaturgia costarricense.