Cinco mujeres En Ya no son las mismas flores , las cuatro hijas de Bernarda Alba sufren entre palabras, música, sonidos y videos

Por: Fernando Chaves Espinach 20 noviembre, 2014
Color.La obra se estrenará esta noche. Cukoo koo photography para LN.
Color.La obra se estrenará esta noche. Cukoo koo photography para LN.

La trama es conocida: Bernarda Alba encadena a sus cuatro hijas en un luto que no asumen como propio. La atmósfera represiva se vuelve sofocante. Las rencillas escalan y desembocan en tragedia.

En Ya no son las flores , versión libre de La casa de Bernarda Alba , de Federico García Lorca, el lenguaje para contarla es muy distinto, resultado de una extensa investigación.

DelCarmen Teatro presenta esta obra dirigida por Nathalia Mariño en el Teatro Universitario (100 m al este de la Librería Universitaria, San Pedro). Las funciones serán hoy y mañana, a las 8 p. m., y sábado 22 y domingo 23, a las 6 p. m. y a las 8 p. m.

En esta obra se conjugan palabra, música y video, en una exploración de elementos escénicos que proyecta los temas de la obra de 1936 de García Lorca hacia nuevas lecturas.

“Ha sido un proceso largo y, a la vez, por lo mismo, satisfactorio. Un proceso de un año y medio te enriquece mucho como intérprete y también como profesional”, considera la actriz Ana Lucía Rodríguez.

‘Es muy valioso en el nivel sígnico, realza mucho el nivel estético y nos apoya también a nosotros como intérpretes’, añade la actriz.

Junto con ella, Mariño, Gabriela Alfaro, Madelaine Garita y Yael Salazar dan vida a la familia. La producción estuvo a cargo de Nayubel Montero, y la música es de Fabián Arroyo, Juan José Torres y Jagdish Hall.

Ya no son las mismas flores comenzó como proyecto de licenciatura de Mariño e implicó explorar elementos sonoros del flamenco (el taconeo), elaboración de videos con las actrices, composición de música nueva y la integración de textos de otros autores dentro de la obra.

“Se crea un lenguaje fusionado que se puede relacionar con nuevas tendencias del teatro que tratan de salirse de la línea clásica”, considera Mariño.

‘Lo que pretende esta lectura es acercar al espectador al público costarricense de hoy. La obra de Lorca se ubica en Granada, España, en un contexto mucho más conservador, tradicionalista, con otras prácticas. Ahora, la obra no plantea un espacio temporal específico’, agrega.

Las entradas valen ¢3.000 para estudiantes y ¢3.500 en general. Pueden adquirirse llamando al 8886-2403 y al 8358-6961.