Por: Yendry Miranda 24 junio, 2014

Músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Danza y Danza Universitaria se sumaron este martes a la fiebre mundialista que provoca la Selección Nacional.

En el Teatro Nacional llegó la fiebre mundialista. Unas 30 personas entre técnicos y hasta los músicos que participarán en Teatro al Mediodía disfrutaron del juego en el mezzanine de la antigua institución.
En el Teatro Nacional llegó la fiebre mundialista. Unas 30 personas entre técnicos y hasta los músicos que participarán en Teatro al Mediodía disfrutaron del juego en el mezzanine de la antigua institución.

En cada una de estas instituciones los artistas tuvieron permiso para ver el juego de los ticos ante Inglaterra, por lo que al ser las 10 a.m., en la Sinfónica agarraron los instrumentos y salieron rápido para ver el juego en lugares cercanos a la institución.

Los bailarines lo vivieron de forma distinta. Al iniciar el partido los artistas alistaron sus meriendas y se dispusieron a hacerle barra a sus compatriotas.

En Danza U la entusiasta bailarina Verónica Monestel armó la fiesta con pinturas de colores con las que dibujó banderas en las mejillas de sus compañeros.

Con refrescos y otras chucherías, en la Compañía Nacional de Danza el elenco vio el juego en el sótano del Teatro de la Danza.

"Ciégalos, ciégalos", gritaban a coro los artistas mientras los ingleses se acercaban al marco nacional.

En el Museo de Arte Contemporáneo varias decenas de funcionarios del Ministerio de Cultura se reunieron para sufrir con la sele el reñido juego con pitos y matracas.

En el Teatro Nacional unas 30 personas entre técnicos y hasta los músicos que participarán en Teatro al Mediodía lo vieron en el mezzanine de la antigua institución.

Al concluir la función todos volvieron a sus puestos, porque la función debe continuar.