Art Institute de Chicago reitera que cuadro célebre del francés es suyo, no del presidente estadounidense

 23 octubre

Un museo estadounidense está poniendo en duda la afirmación del presidente Donald Trump de que posee un Renoir original, al revelar que ha sido propietario de la pintura impresionista en cuestión durante los últimos 84 años.

Según un exbiógrafo de Trump, el mandatario estadounidense asegura ser el dueño del Dos hermanas en la terraza original, un óleo sobre lienzo pintado por el maestro francés Pierre-Auguste Renoir en 1881.

Pero el Art Institute of Chicago difiere.

'Dos hermanas en la terraza', de Pierre-Auguste Renoir, ha aparecido inusitadamente en una controversia del presidente estadounidense Donald Trump.
'Dos hermanas en la terraza', de Pierre-Auguste Renoir, ha aparecido inusitadamente en una controversia del presidente estadounidense Donald Trump.

"Me complace confirmar que está en nuestra colección", dijo la vocera del museo, Amanda Hicks, a la AFP por correo electrónico el lunes. "Estamos orgullosos y agradecidos de poder compartir esta pintura excepcional con nuestros 1.5 millones de visitantes anuales", agregó.

Según el exbiógrafo del presidente Tim O'Brien, un cuadro idéntico, que Trump afirmó que era el original, fue exhibido en su avión privado y también visto el año pasado en su casa de Nueva York.

O'Brien contó a la revista Vanity Fair a principios de este mes que vio la pintura mientras realizaba entrevistas para su libro de 2005 TrumpNation: El arte de ser el Donald.

El biógrafo, a quien Trump demandó sin éxito por afirmar que su patrimonio neto era de apenas 150 millones de dólares, corrigió al autoproclamado multimillonario. "Claramente era una imitación", aseguró O'Brien al podcast de la revista Hive, añadiendo que le dijo a Trump: "Crecí en Chicago... Eso no es original".

Pero Trump continuó insistiendo en que su pintura era auténtica, comentó el escritor.

La Casa Blanca no respondió de inmediato el lunes a una solicitud de comentarios.

Según el museo de Chicago, el Renoir fue donado en 1933 por un coleccionista de arte local, quien se lo compró a un comerciante de arte de París que a su vez lo había adquirido del propio artista en 1881 por 1.500 francos.

Esta no es la primera controversia de autenticidad que persigue al magnate inmobiliario devenido en presidente. En junio, Time informó que le pidió a la Organización Trump que quitara de sus pantallas una portada de revista falsa con el rostro del mandatario rodeado de titulares favorecedores.

Etiquetado como: