Tras ocho años como solista y numerosas declaraciones al respecto, la artista consiguió su objetivo.

Por: Alessandro Solís Lerici 30 junio, 2015
Misty Copeland en una presentación el 24 de junio, en Nueva York.
Misty Copeland en una presentación el 24 de junio, en Nueva York.

La bailarina estadounidense Misty Copeland se convirtió en la primera afroamericana en ser ascendida a bailarina principal de la American Ballet Theater, una de las compañías de ballet más grandes del planeta.

Tras 14 años dentro de la compañía y ocho como una de las pocas solistas afroescendientes, Copeland alcanza la cima en uno de sus mejores momentos artísticos, generando atención no solo por su talento sino también por sus declaraciones.

"Mi temor es que pasen otras dos décadas antes de que otra mujer negra esté en la posición en la que yo estoy en una compañía élite de ballet; que si no asciendo a bailarina principal la gente vaya a pensar que les fallé", escribió la artista en su libro Life in Motion: An Unlikely Ballerina.

Según el New York Times, esas y otras declaraciones fueron inusuales en el mundo del ballet, en el que la decisión de quién se convirte en bailarina principal no es una que se discuta en público.

"Si la compañía no hubiese ascendido a Copeland, se hubiera arriesgado a ser vista como perpetuadora de las desigualdades que han dejado a las bailarinas afroamericanas tristemente poco representadas en las compañías top de ballet", afirmó Michael Cooper en el Times.

Copeland fue portada de la revista Time este año, fue el objeto de un perfil en el programa televisivo 60 Minutes, tiene más de medio millón de seguidores en Instagram y ha aparecido en populares anuncios publicitarios.

Muchos logros merecidos, sin duda, pero ninguno tan alucinante ni tan esperanzador como el anunciado este martes.