30 junio, 2015

Pekín

Mickey Mouse, el ratón que es icono cultural estadounidense por antonomasia, aterrizó este martes en la plaza de Tiananmen en Pekín, corazón simbólico del Estado chino, con el inicio de una exposición inaugurada a pocos pasos del mausoleo del líder comunista Mao Zedong.

En el Museo Nacional de China, que preside la vasta plaza donde los manifestantes pidieron democracia en 1989, los visitantes eran recibidos con escenas de "Steamboat Willie", el cortometraje realizado en 1928 y considerado el debut del personaje más conocido de Disney.

Algunos visitantes sentían que el título del espectáculo, "Dibujado a partir de la vida: el arte de Disney Animation Studios", tenía poco que ver con su experiencia.

Escenas del cortometraje 'Steamboat Willie' en donde por primera vez aparece Mickey Mouse.
Escenas del cortometraje 'Steamboat Willie' en donde por primera vez aparece Mickey Mouse.

"Estas películas reflejan valores americanos y su ética es muy distinta a la que nos enseñan los dibujos animados en China", afirmó el estudiante de animación Ling Kewen, de 25 años.

Los dibujos modernos chinos son copias animadas de antiguos cuentos, con pocos o ningún cambio respecto a la historia original para atraer a audiencias jóvenes, lamentó la joven, considerando que en cambio la animación estadounidense alienta la creatividad, la valentía y el amor.

"Pero sus valores de alguna forma ya son universales, a causa del imperialismo cultural americano", terció su amiga, Ouyang Lihai, de 24 años.

Pese a la estricta censura y las cuotas en los filmes extranjeros en China, las películas de animación estadounidenses generalmente se proyectan en las salas del país comunista.