En un solo sitio 20 artistas nacionales de distintas disciplinas se reúnen en La resistencia , tercera temporada del proyecto Los Okupas

Por: Fernando Chaves Espinach 19 julio, 2014
En vivo. Los Piratas del Cosmos participan en el proyecto. Cortesía de Alonso Cruz y Piratas del Cosmos para La Nación.
En vivo. Los Piratas del Cosmos participan en el proyecto. Cortesía de Alonso Cruz y Piratas del Cosmos para La Nación.

Si las artes no tienen suficiente espacio, se lo inventan; si no les alcanzan los escenarios, los toman. Los Okupas ofrecen La resistencia , tercera temporada de un proyecto que aspira a abrir nuevas vitrinas a la creatividad.

En esta ocasión, 20 artistas de distintas disciplinas “okupan” El Sótano (Amón Solar) , en barrio Amón, con microteatro, danza, performance , música, cine y artes visuales. La resistencia comenzó el miércoles durante el Art City Tour y concluirá esta noche.

Las funciones empezarán a las 8 p. m. y duran 15 minutos. Después, puede moverse a otros espacios de la casa y apreciar una obra distinta. El tiquete para cada uno de los ocho espectáculos vale ¢1.500.

En todos los recintos de la casa hay espectáculos, por ejemplos, un fragmento de Mujer con aroma de café concert , interpretado por Claudia Barrionuevo; el monólogo Parsifal , de Mauricio Miranda; y el performance Electropranayama , de Tatiana Sanchez y Juan Zero.

También se ofrecen la mezcla de danza, teatro y audiovisual El péndulo , de Taxi Colectivo con David Calderón; y los experimentos musicales de Los Piratas del Cosmos con 123 Quesito. Dos cortos completan las funciones: el filme Despedida , de Antonio Chamu; y Una pulpería , de Lofti Hajaji Salgado.

A las 11 p. m., Mundo Duala cerrará la noche con un concierto, cuya entrada vale ¢1.000.

Aparte de los espectáculos, los asistentes pueden observar la instalación Colector pluvial , de Francesco Bracci; y la muestra colectiva de foto In-agotable . Además, se distribuyen textos de Revista Paquidermo con el proyecto USB .

De cerca. Para Selma Solórzano, una de las gestoras del proyecto, era “necesario” hallar lugar para proyectos de este tipo. “Creemos que la disciplina como manera de catalogar el arte está obsoleta. Necesitamos cada vez más espacios para crear obras multidisciplinarias y experimentales”, considera.

Los Okupas , organizado por LDS Producciones y La Fundación, comenzaron en enero, con una primera ronda de espectáculos en Amón Solar –la casa, que también colabora con el proyecto –.

Desde entonces, nuevos artistas dispuestos a trabajar con pocos recursos.

“Nos hemos encontrado con artistas que invitamos y hacen obras específicas para ese espacio. Tratamos de crear una nueva manera de consumir arte”, dice Solórzano.

Las aspiraciones de Los Okupas son grandes: quieren abarcar calles, edificios y escenarios distintos de San José. La cuarta temporada se realizará en setiembre, también en El Sótano (400 m al norte del Automercado de San José).