Ópera de la Compañía Lírica Nacional reanudará funciones este 25 de julio, a las 7 p. m.

 24 julio
La soprano cubano estadounidense Elizabeth Caballero interpreta a una celebridad decadente. FOTO: RAFAEL MURILLO.
La soprano cubano estadounidense Elizabeth Caballero interpreta a una celebridad decadente. FOTO: RAFAEL MURILLO.

Este domingo, la Compañía Lírica Nacional develó su último gran montaje de ópera: una ambientación contemporánea de La Traviata del compositor italiano Giuseppe Verdi. El montaje se estrenó por primera vez en Venecia, en 1853. La propuesta tica actualizó el escenario de la historia al París contemporáneo.

El tenor italiano Massimiliano Pisapia encarnó a Alfredo Germont. FOTO: RAFAEL MURILLO.
El tenor italiano Massimiliano Pisapia encarnó a Alfredo Germont. FOTO: RAFAEL MURILLO.

Tras su primera función, el montaje continuará funciones este martes 25 de julio, a las 7 p. m., en el Teatro Popular Melico Salazar. Las entradas se pueden comprar en SpecialTicket.net

La soprano cubano estadounidense Elizabeth Caballero fue aplaudida por interpretación de la trágica Violetta Valéry en varias ocasiones, especialmente durante el aria Sempre libera ("Siempre libre", en español) y el dueto final Prendi, quest'è l'immagine (" Toma, esta es la imagen de mis días pasados").

Como parte de la escenografía, la producción incorporó celulares, tabletas, computadoras y cámara de fotografía modernas.

El montaje del director escénico argentino José Darío Innella abrió con una proyección de vídeos de televisión sobre el telón del teatro y, en otros momentos clave de la ópera, manipuló vídeos de redes sociales y de plataformas de comunicación digital.

Proyecciones audiovisuales complementan la escenografía de 'La traviata'. FOTO: RAFAEL MURILLO.
Proyecciones audiovisuales complementan la escenografía de 'La traviata'. FOTO: RAFAEL MURILLO.
'La traviata' usa guiños a la sociedad contemporánea: las redes sociales, los 'selfies', la cultura de entretenimiento. FOTO: RAFAEL MURILLO.
'La traviata' usa guiños a la sociedad contemporánea: las redes sociales, los 'selfies', la cultura de entretenimiento. FOTO: RAFAEL MURILLO.

El tenor italiano Massimiliano Pisapia cantó el rol de Alfredo Germont, el gran amor de Violetta. Pisapia y Caballero realizaron la mayor parte de la interpretación escénica de la ópera.

El barítono tico, Fitzgerald Ramos, también tuvo una participación importante en la puesta como el padre de Germont, una figura antagonista al romance de la pareja.

Otros cantantes líricos costarricenses que participaron en icónicos cuadros de la ópera fueron Keren Padilla, Kevin Godínez y Joaquín Yglesias. Todos ellos interpretaron a amigos de Violetta de la alta sociedad francesa y quienes, al final, abandonan a la heroína, durante una dramática muerte.

El barítono Kevin Godínez, la soprano Elizabeth Caballero (al centro) y la mezzosoprano Keren Padilla. FOTO: RAFAEL MURILLO.
El barítono Kevin Godínez, la soprano Elizabeth Caballero (al centro) y la mezzosoprano Keren Padilla. FOTO: RAFAEL MURILLO.