Vida poética Publicación de Editorial Germinal muestra la obra escrita entre 1976 y el 2005, así como poemas inéditos y dibujos en tinta

Por: Fernando Chaves Espinach 27 mayo, 2013
 Diana Ávila ha obtenido galardones en el extranjero, como una mención en el premio Casa de las Américas. Editorial Germinal para La NaciónPoeta.
Diana Ávila ha obtenido galardones en el extranjero, como una mención en el premio Casa de las Américas. Editorial Germinal para La NaciónPoeta.

Por años, Diana Ávila ha trabajado con esmero en unos versos muy íntimos. Ha publicado cuatro libros desde 1976, de los cuales ya ninguno se encuentra en librerías; como escribe Rodrigo Soto , es un “mito”.

Ahora, finalmente, se podrá leer su obra, pues Editorial Germinal presentará Gramática del sueño (poesía reunida 1976-2005 y poemas inéditos) . La actividad se realizará el martes 28 de mayo, a las 7 p. m., en el Espacio Cultural Carmen Naranjo , en la Antigua Estación al Atlántico. Rodrigo Soto, Mía Gallegos y Elizabeth Odio comentarán este trabajo de su colega y amiga.

El libro contiene los poemas de El sueño ha terminado (1976), Contracanto (1981), Mariposa entre los dientes (1991) y Cruce de vientos (2005). Agrega 15 poemas inéditos y dibujos hechos en tinta.

Voz propia. “Uno trata de hacer dos cosas con la poesía: expresar algo que siente, y buscar cómo comunicarse con la vida, con el mundo”, explica Ávila, quien trabaja como editora y traductora.

Rodrigo Soto considera que Ávila “aspira a establecer una comunicación más directa, auténtica y espontánea con los lectores”.

La poesía de Ávila, en sus palabras, trata de temas de amor, del medio ambiente, de sus gatos y perros, y de su conexión con la naturaleza, expresadas de una forma íntima y muy personal.

“Cuando escribo, trato de que sea un poema abierto, y apelo a cosas profundas del lector, incluso inconscientes. Mi poesía está hecha de sueños”, cuenta Ávila.

Por trabajar con tal cuidado cada palabra, solo ha publicado cuatro colecciones. “La vida es un misterio, y tratar de capturar la vida en un poema es desafiante y muy pocas veces se logra”, dice.

Reunir su obra le ha permitido observar el crecimiento de su propio lenguaje, que podrá comprobar el lector. “Desde los primeros poemas hasta ahora se ve una evolución y el desarrollo de una forma de decir aquí estoy, lo que te duele, lo que te hace feliz...”, añade.