La compañía Tribusure reúne a cinco intérpretes que exploran la creación del movimiento después de una ruptura repentina

Por: Natalia Díaz Zeledón 19 febrero, 2016

Para la compañía escénica Tribusure , el movimiento es un impulso y una respuesta. Su obra Lesiones rítmicas está llena de intervenciones: momentos en los que el cuerpo de uno se ve obligado a cambiar su trayectoria para responder al movimiento del otro.

El grupo de cinco intérpretes se presentará este viernes y sábado en La Casona Iluminada (120 metros oeste de la Alianza Francesa, en barrio Amón). El costo de la entrada será de ¢4.000.

Tribusure interpreta esas desviaciones impredecibles como las “lesiones” que el movimiento sana. “Es como danzar un infarto para que no duela tanto”, explicó la bailarina Diana Betancourt.

Los artistas de Tribusure tienen muy claro que su objetivo es lograr desaparecer con sus cuerpos los límites entre los intérpretes y su audiencia.

Según dijo Betancourt, la intimidad del espacio en La Casona Iluminada es propicia para “replantear el ritual del arte”.

El montaje lo comparan con la experiencia mundana de un zancudo que rompe un sueño placentero. Para seguir adelante, hay que adaptarse al ruido y hay que sanar la picadura.

“Uno tiene un ritmo vital pero de repente un ser tan pequeño, minúsculo, llega a despedazar tu contexto”, detalló el actor Jonathan Pereira.

Lesiones rítmicas coteja el movimiento con otras artes: la interpretación teatral, la música y el canto. Para Pereira, el resultado final es la visión de cada participante afectada por el movimiento del grupo (lo cual incluye también la participación del público que observa).

“La idea es que el público sea activo. No solo que esté sentado viendo, sino vincularlo a la propuesta, que experimenten ser actores, que sean uno más de la escena”, describió.

Lesiones rítmicas forma parte del ciclo de Teatro de verano de La Casona Iluminada, un espacio cultural que –en alianza con una sede en Argentina– opera como espacio escénico, sala de ensayos y de formación escénica.

Dos funciones. La Casona Iluminada ofrecerá funciones de Lesiones rítmicas el viernes 19 y sábado 20 a las 8 p. m. La entrada tiene un valor de ¢4.000. Más información en la página de Facebook de la actividad o el número de teléfono 8431-8790.