Por: Andrea Solano B. 18 marzo, 2015
MCJ PARA LN
MCJ PARA LN

Hace 15 años se fundó en el país la primera agrupación para integrar los intereses de las mujeres ticas dedicadas al quehacer literario: la Asociación Costarricense de Escritoras (ACE).

Desde el año 2000,esta asociación se ha dedicado a impulsar la labor de las mujeres escritoras y a buscar espacios para divulgar sus obras.

Actualmente, la ACE agrupa a más de 50 narradoras,poetas, autoras dramáticas y ensayistas que se alistan para celebrar su 15° aniversario con el público.

Del 18 al 20 de marzo, el Museo del Jade será el escenario de la celebración: tres jornadas de actividades académicas y artísticas como mesas redondas, conferencias, recitales de poesía, música, teatro y performance poéticos.

La programación completa se puede consultar en la página www.facebook.com/ Asociacion CostarricenseDeEscritoras.

La actual presidenta de la ACE es la poetisa, narradora, académica universitaria,especialista en literatura centroamericana y gestora cultural, Magda Zavala .

Ella conversó con La Nación sobre la participación de la mujer en la literatura.

¿Cómo surgió la idea de formar una asociación exclusivamente de escritoras?

La ACE se formó el 22 de marzo de 2000, cuando era común que se organizaran grupos de mujeres para lograr reivindicaciones de género. En el caso de las escritoras, era una experiencia conocida que las mujeres en grupos mixtos de escritores solían estar relegadas, salvo que fueran situadas en papel de divas o musas por el conductor de los grupos; claro, había y hay excepciones a esa tendencia. Además, mucho de la vida de los escritores se hacía (y se hace) en los bares y centros de diversión nocturna, donde ocurre un sinnúmero de interesantes intercambios de experiencias; pero ese espacio está fuera del alcance de las mujeres, sobre todo cuando llegamos a la maternidad. Entonces, pensamos que era una necesidad crear un espacio de “discriminación positiva”, es decir, un sitio donde nos encontráramos en primer plano todas, con la posibilidad de asumir también las reivindicaciones de género.

¿Cuál es la diferencia entre la literatura escrita por mujeres y la que escriben los hombres?

Esta ha sido una larga discusión de décadas. Quienes nunca han estudiado a fondo la producción literaria de las mujeres se aventuran a afirmar que no hay diferencias y que hombre y mujeres pueden, del mismo modo, construir universos imaginarios y personajes femeninos y masculinos. Sin embargo, luego de pasar años estudiando los discursos, las maneras de fabular, los temas y las construcciones imaginarias de las mujeres nos damos cuenta de las diferencias. Esas diferencias no son siempre las mismas, pues dependen de las características de la época, de la cultura, del sector social, de la etnia y de los papeles de género, entre otros. Lo que es cierto es que hay una percepción del mundo que se asocia a cada sexo y al papel de género, que pone en relieve ciertos datos del mundo y deja de lado o ignora otros.

¿Cree usted que las mujeres han logrado una posición relevante en el campo de las letras?

En el siglo XX, sobre todo partir de la segunda mitad, sí. Ha crecido de manera muy notoria la cantidad de mujeres que escribimos creativamente y publicamos, hago la distinción porque estas acciones no siempre son simultáneas. Eso no significa que hayamos logrado paridad. Todavía sigue siendo mayoritario el grupo de hombres que accede a publicación, así como el que figura en antologías, recibe premios y otros reconocimientos.

¿Cómo ve usted el panorama de la literatura escrita por mujeres en Costa Rica?

Yo conozco bastante bien el estado de la poesía de las mujeres costarricenses y, actualmente, estudio las novelas escritas por mujeres. Pero conozco poco de la producción de las dramaturgas y del ensayo, no digo de autobiografía, los testimonios, los diarios íntimos y otros. Si a eso se le agrega que ha habido poco trabajo de arqueología literaria sobre la obra de escritoras olvidadas, entonces puede decirse que apenas se está empezando a crear el mapa de esta escritura. Dudo que alguien pueda describir de manera panorámica el ámbito.