Buenos estudiantes. La Universidad Creativa suma la belleza a la inventiva y la subjetividad

 16 noviembre, 2014
Invitada. La profesora Carla Zurita fue invitada a la exposición por la fotografía A Mangrove Moment.
Invitada. La profesora Carla Zurita fue invitada a la exposición por la fotografía A Mangrove Moment.

La belleza es un fenómeno social: lejos está de ser una construcción estática. Como la materia misma, se transforma en el tiempo y el espacio. Se parece también a la política: la belleza se impone por empuje de un autor y sumisión de una masa. En sus esfuerzos imperiales, la belleza ha encontrado un aliado poderoso en la fotografía. La exposición Fotocreativa celebra ambos por igual.

La muestra es el evento cumbre del año para los estudiantes de la carrera de Fotografía Digital de la Universidad Creativa. El tema de la actual es precisamente la belleza.

El 2014 representa la sexta ocasión de esta actividad. En todas sus ediciones, dos premisas se mantienen constantes: los participantes son alumnos de la carrera de Fotografía Digital, y todos trabajan un tema común.

“En todas las ediciones se han manejado diversos temas: la literatura universal, el retrato, la identidad cultural...”, explica Marcela Alarcón, fotógrafa y directora de la carrera.

Este año, el tema permitió a los participantes ser creativos no solo en el fondo, sino en la forma y la técnica. Del retrato al desnudo a la ironía y la manipulación digital: todo vale en la paleta multicolor de la belleza.

Fotodidáctica. Asegura Alarcón que la Fotocreativa funciona como una vitrina para exponer el trabajo de los estudiantes: sí, pero también propicia su aprendizaje.

La exposición no se limita a su nombre, sino que lo excede: una serie de charlas con profesionales nacionales y extranjeros redondea el encuentro y lo termina de situar como uno de los puntos clave en el calendario fotográfico del país.

Llama la atención que dichas charlas no se limiten únicamente a la fotografía. Dice Alarcón que una mente creativa busca fuentes de inspiración en diferentes temas. Así, el músculo de Fotocreativa se fortalece con charlas y actividades que versan sobre moda, mercadeo, joyería, diseño gráfico, entre otros: un menú nutrido y nutritivo.

Distopía , serie presentada por el fotógrafo Oscar Bravo.
Distopía , serie presentada por el fotógrafo Oscar Bravo.

Todos los mencionados son temas que se relacionan con la fotografía, bien sea en su faceta artística como con el negocio fotográfico; después de todo, los expositores de Fotocreativa son estudiantes que desean ganarse la vida con las imágenes que capturan.

“Encuentros como Fotocreativa, y otros similares que la universidad organiza, motivan al estudiante a mejorar su técnica, su conceptualización y su estética en pos de una temática particular", cuenta Alarcón y agrega: “El aprendizaje que obtienen de nuestros invitados es absolutamente positivo”.

Fotoaventura. Una de las charlas efectuadas en este año fue impartida por Mato Farroni, fotógrafo autodidacta y formado en publicidad, quien ha trabajado en comunicación creativa durante años. Farroni impartió un seminario dedicado a la fotografía de moda: “Desde la toma hasta el producto final”.

Otra charla se dedicó a la fotografía de aventura, y fue impartida por José Andrés Vargas, fundador de Lead Adventure Media, un proyecto enfocado en la documentación visual de deportes de aventura.

De acuerdo con Vargas, él trató de fomentar el deseo de usar la fotografía para generar un impacto social positivo. Nos dice: “Con la fotografía nadie se hace millonario. Uno escoge proyectos porque lo satisfacen y porque, con su trabajo, el fotógrafo puede mejorar la calidad de vida de alguien más”.

Vargas agrega que el elemento más valioso de Fotocreativa es la oportunidad que brinda a los estudiantes de rozarse con profesionales que siguen un tren de pensamiento similar.

“El éxito en la fotografía no se mide por los clientes ni por el dinero: se mide por el bienestar que una imagen pueda generar a quienes lo rodean”, concluye Vargas.

El estudiante Joseph Zúñiga ostentó el tercer mejor lugar de la muestra con sus fotografías arquitectónicas.
El estudiante Joseph Zúñiga ostentó el tercer mejor lugar de la muestra con sus fotografías arquitectónicas.

“Nos llena de orgullo saber que la reacción de los estudiantes hacia la exposición mejora con los años”, dice Marcela Alarcón y añade: “Fotocreativa es un premio al esfuerzo: el cuerpo estudiantil se siente dichoso de presentar sus trabajos a un público amplio que ha brindado una muy buena acogida a la muestra”.

Fotodemocracia. El momento histórico es confuso para la fotografía, como arte y como oficio. Proliferan los teléfonos móviles, dotados cada vez más de mejores cámaras fotográficas. La democratización de la captura de imágenes –y de redes sociales dedicadas a facilitar la difusión de las fotografías– ha elevado el interés de la gente por la fotografía. Apple y Samsung mediante, hay un lente en la palma de casi cualquier mano del mundo.

Al mismo tiempo, sin embargo, la abundancia de fotógrafos artesanales puede devaluar la figura del profesional. Hace tiempo ya que The New York Times publicó, en su portada, una foto tomada con un teléfono móvil: como este, los ejemplos se multiplican.

Al respecto, Alarcón opina: “El arte fotográfico goza de un auge mayúsculo que marca la historia. La accesibilidad es buena. La promoción en redes sociales es buena. Es bueno también educar al público sobre el valor de la fotografía de los profesionales. La cámara no hace al fotógrafo: es solo una herramienta más”.

Fotocreativa es una plataforma de objetivos múltiples. Sus propósitos de exposición y formación afectan a ambos lados del lente: fotógrafo y público son, a un tiempo, actores en la búsqueda y la imposición de la belleza.

La muestra Fotocreativa se ofrece en la Galería Nacional (en el Museo de los Niños) hasta el miércoles 19 de noviembre de lunes a viernes de 8:30 a. m. a 4:30 p. m.; sábado y domingo, de 9:30 a. m. a 5:30 p. m. La entrada es gratuita.