Durante 20 años , Virginia García y Damián Muñoz han sido cómplices. Este domingo inauguraron el Festival Nacional de Danza

 23 agosto, 2016
La dupla tiene su centro de trabajo en Barcelona. Gabriella Téllez
La dupla tiene su centro de trabajo en Barcelona. Gabriella Téllez

Los creadores Virginia García y Damián Muñoz, originarios de Vitoria (País Vasco) que hoy residen en Barcelona, recibieron en el 2015 el mayor reconocimiento en danza de su país: el Premio Nacional de Danza de España.

La trayectoria de dos décadas que han llevado con su compañía de danza La Intrusa –creada en 1996–, fue reconocida junto a su coreografía Best of You , la misma que presentaron este domingo en el Teatro Popular Melico Salazar durante la inauguración del Festival Nacional de Danza.

Han representado sus coreografías en más de 30 países, y su labor docente ha destacado en prestigiosas escuelas y centros coreográficos.

Para ambos, la danza es una herramienta, no un fin; Best of you , montaje creado hace cuatro años, era una búsqueda hacia la sobriedad escénica, tras un montaje complejo que habían creado recientemente.

“Era un encargo, teníamos poquito tiempo y decidimos hablar de algo muy concreto, muy sencillo”, cuenta García. “Está basado en una relación que podía ser de una pareja, amigos, familia y es la búsqueda que tienen estas dos personas de equilibrio y cómo van pasando por esas tensiones, distensiones, hasta que llegan a encontrar ese equilibrio entre los dos”.

“El montaje anterior era muy complejo a nivel escénico y dramatúrgico. Después de algo muy grande, nos apetecía hacer algo muy sencillo técnicamente”, agrega Muñoz.

Para ambos, el haber recibido el Premio Nacional de Danza de España no fue esperado. “Fue una sorpresa, porque como no es una convocatoria a la que te apuntas, sino que es algo que ocurre, nunca habíamos pensado en eso. Llegó y fue una sorpresa muy agradable”, dice.

Este lunes, como parte de las actividades complementarias del Festival, tuvieron un encuentro con bailarines en el Centro Cultural de España, institución que facilitó su breve visita a nuestro país. Aunque disfrutan de la formación, aseguran que su mayor placer están en la creación.

“La relación que tenemos con la danza es que la pensamos como una herramienta más y no como un objetivo. Depende del proyecto, si necesita texto, entra texto; si necesita audiovisual, entra audiovisual. Todo está al servicio de la obra y lo que queremos contar”, agregó García.