Alegría. Niños y niñas entre los 7 y los 11 años fueron parte de las pruebas para elegir a parte del elenco de la obra navideña que se presentará en el Melico Salazar

Por: Jessica Rojas Ch. 13 mayo
La concentración fue un punto muy importante durante las pruebas para las bailarinas la mañana del sábado. Foto: Melissa Fernández.
La concentración fue un punto muy importante durante las pruebas para las bailarinas la mañana del sábado. Foto: Melissa Fernández.

Un pequeño juguetón destacó en medio de más de 100 niñas que vestían mallas color rosa, leotardos negros y moños perfectamente peinados, que se hicieron presentes para audicionar por un papel en el montaje de la obra de ballet El Cascanueces.

De personalidad tímida al hablar, pero con una presencia impecable y cargada de energía en el escenario, Julio Calderón, de siete años, luchó para obtener el papel de payaso en el montaje. Junto a él, su inseparable abuelita Francisca Guillén lo apoyaba con una ilusión que contagiaba a cualquiera.

Ellos fueron parte de los participantes a las pruebas que se realizaron la mañana de este sábado en la Escuela de Ballet Clásico Ruso para elegir al elenco de la obra.

Julio Calderón, de 7 años fue uno de los aspirantes que se presentó en las audiciones de ‘El Cascanueces’.Foto: Melissa Fernández.
Julio Calderón, de 7 años fue uno de los aspirantes que se presentó en las audiciones de ‘El Cascanueces’.Foto: Melissa Fernández.

Julio estudia ballet en un proyecto social que realizan la Escuela de Ballet Ruso y la Fundación Casa de los Niños, en Tirrases de Curridabat.

“Todo esto es una alegría y una bendición muy grande que recibe él por medio del programa”, dijo Francisca.

Por su parte Julio, de pocas palabras, aseguró que ser uno de los pocos niños en las pruebas lo llenaba de esperanza. “Esto me gusta mucho, me hace sentir muy contento”, afirmó.

Las poses fueron tomadas en cuenta en las audiciones. Foto: Melissa Fernández.
Las poses fueron tomadas en cuenta en las audiciones. Foto: Melissa Fernández.

El baile une a las familias y quienes asisten al proyecto en Tirrases se desligan por un momento de los problemas diarios que atraviesan y dedican todas sus energías a apoyar a los niños de la comunidad. Así pasa también con el caso de Abigail Castro, de ocho años y quien realizó la prueba por tercer año consecutivo. “Ella ya ha bailado en El Cascanueces dos años, pero cada vez que viene a audicionar se prepara con mayor fuerza para no quedar por fuera”, contó Paula Rojas, la mamá de la niña quien quiere estudiar artes cuando sea grande.

Las pruebas. La delicadeza estaba muy presente, los finos movimientos de los pequeños bailarines destacaban en medio de una mañana muy fría, pero que estaba cargada de ilusiones artísticas.

El alcance del arte no tiene distinción de clases sociales y llega a cualquiera que tenga tenacidad, constancia y amor por lo que se hace. Esto se pudo confirmar durante las diferentes audiciones que estaban repletas de pequeñitas que seguían al pie de la letra las indicaciones de las instructoras.

Las niñas se mostraron emocionadas ante la posibilidad de ser parte de ‘El Cascanueces’. Foto: Melissa Fernández
Las niñas se mostraron emocionadas ante la posibilidad de ser parte de ‘El Cascanueces’. Foto: Melissa Fernández

Bajo la observación de la directora artística Patricia Carreras y las coordinadoras y profesoras Rosario Morales y Marcela Jiménez, las bailarinas dieron lo mejor de sí mismas.

En sus ojitos se podía notar la ilusión de ser parte de unas pruebas profesionales bajo la tutela de grandes artistas y las ansias por luchar para formar parte de uno de los montajes más hermosos y famosos de la historia.

El Cascanueces se presentará en el teatro Melico Salazar del 1. ° al 10 de diciembre, bajo la dirección de Wes Chapman.

Los próximos fines de semana habrá más audiciones para artistas jóvenes y adultos. Si desea participar puede buscar los requisitos en la página oficial de Facebook El Cascanueces Costa Rica.