Por: Alejandro Méndez Leiva 3 mayo, 2016
Humor. Aunque oscuro, el humor de la obra no cesa, entre gestos y acciones y diálogo impetuoso. Melissa Fernández.
Humor. Aunque oscuro, el humor de la obra no cesa, entre gestos y acciones y diálogo impetuoso. Melissa Fernández.

Luego de una gira por distintas zonas de Costa Rica, la obra Historias para ser contadas regresa al Teatro de La Aduana.

Esta nueva temporada brindará homenaje a Alfredo "Pato" Catania, quien falleció en el 2014 y fue el primero en protagonizar esa obra, original del argentino Osvaldo Dragún, en Costa Rica. La obra se presentará del 5 al 22 de mayo.

Según Moy Arburola, directora de la Compañía Nacional de Teatro, la obra marcó un antes y un después para la historia del teatro tico, y sobre todo para sus protagonistas.

"Era un tipo de teatro que nunca habían visto, con mucho trabajo físico, con una dramaturgia novedosa, en la que los mismos actores son los narradores, interactúan constantemente y cambian de personaje o de género. ¡Una obra muy ágil!", explicó Arburola.

Esta puesta en escena consta de otras tres más pequeñas:

-La historia de un absceso, una mujer y dos hombres

-La historia de cómo nuestro amigo Panchito se sintió responsable de la epidemia de peste bubónica en África del Sur

-El hombre que se convirtió en perro.

El horario de las presentaciones será de jueves a sábado a las 8 p. m. y domingos a las 5 p. m. La entrada general tendrá un costo de ¢5.000; estudiantes y adultos mayores identificados pagarán ¢2.500. Las entradas se pueden adquirir en la boletería, la cual abre dos horas y media antes de cada función.

La gira del 2015 llevó Historias para ser contadas por zonas como Golfito, Sabalito de Coto Brus, La Palma, Ciudad Neily y Palmar Norte, después de presentarse por una temporada en el Teatro de La Aduana, en barrio Aranjuez.