El espectáculo de stand up comedy Vamos por partes ya tiene 14 funciones completamente vendidas

Por: Yendry Miranda 17 mayo, 2013
 Hernán Jiménez está valorando la posibilidad de hacer más presentaciones, eso sí, en otro espacio. Priscilla Mora/ LN¿Se quedó sin entradas?
Hernán Jiménez está valorando la posibilidad de hacer más presentaciones, eso sí, en otro espacio. Priscilla Mora/ LN¿Se quedó sin entradas?

Hernán Jiménez invitó a su nuevo show Vamos por partes y los costarricenses emocionados dijeron: ¡Presente!

En su perfil de Facebook , el artista dio a conocer el lunes, la venta de boletos para los días 13, 14 y 15 de junio, en el Jazz Café Escazú, pases que se vendieron en cuestión de horas. Ese mismo día se habilitaron funciones para los días 20, 21 y 22 de junio, las cuales corrieron la misma suerte.

Como si fuera poco, el martes, el director de El regreso anunció presentaciones para el 27, 28 y 29 de junio y después para el 5, 6 y 7 de julio, que también se agotaron en horas .

Ante la buena respuesta de sus seguidores, ayer se pusieron a la venta más presentaciones : 30 de junio y 7 de julio, eso sí a las 2 p. m.

“Mi agradecimiento con el público sobrepasa las palabras, no solo ahora, sino desde siempre. A mí me genera un compromiso maravilloso por cumplir, que es ofrecer el mejor espectáculo que pueda dar. Es un apoyo que me pone a trabajar horas extra, y me encanta”, aseguró.

Lo que veremos. Vamos por partes es un show en el que se analiza de forma crítica y cómica los problemas que vivimos a diario los ticos.

“( Vamos por partes ) rescata algunos temas recurrentes, como la situación política del país, el gobierno y el Mopt (Ministerio de Obras Públicas y Transportes), pero en su mayoría es material totalmente nuevo. También decidí rescatar algunos temas de mi primer show de stand up , Al derecho y al revés, ya que en aquella época lo vio poca gente y aun tienen pertinencia”, aseguró el cineasta.

Sobre el creciente gusto de los costarricenses por el stand up comedy , Jiménez aseguró: “El género permite una catarsis muy necesaria en nuestras vidas. El país está patas arriba y poner eso en perspectiva genera risa y cierto alivio. Pero el hecho innegable es que a todos nos gusta reír, no hay que ir muy lejos en el análisis. Sentarse y dejar que un bufón haga el trabajo, no suena mal. ¡Y ojo, además está barato! Aquí la gente paga ¢20.000 por sentarse en gradería de sol a ver patadas”.

Etiquetado como: