Por: Fernando Chaves Espinach 28 noviembre, 2013

El escritor Geovanny Debrús se propuso narrar las complejidades del erotismo en la sociedad contemporánea y lo encontró en un momento de transformación. Lo que era, poco a poco deja de ser, y lo que será aún no se vislumbra.

Con su colección de cuentos Eroscopio (Editorial CulturaCR), examina la tensión entre hombres y mujeres que, aunque antigua, cobra hoy nuevas formas. El libro incluye 14 cuentos relacionados con el erotismo y cinco más que fueron premiados recientemente en el Certamen Brunca de la Universidad Nacional.

“Hay sexos, masculino y femenino, tanto en confluencia como en conflicto, y eso produce tensiones en diferentes niveles”, considera. “Se están generando en las relaciones interpersonales de índole amoroso y sexual una serie de aspectos que todavía no tienen forma definida pero que se están dando”, agrega el autor.

““Llegará un momento en que la sexualidad empezará a ser vista sin los tabúes y prejuicios que han existido; no va a haber la tensión que el prejuicio genera”, aspira. Para Debrús, tal tensión provoca, además, relaciones de desigualdad e injusticia entre hombre y mujer.

Los relatos se presentarán esta noche, a las 7 p. m., en la Casa de Cultura del Banco Popular en barrio Escalante.