9 agosto, 2016

“Este no es un libro. Es una fiesta”, así describe el escritor Luis Manuel García la nueva publicación del escritor y periodista cubano costarricense, Froilán Escobar . “Una fiesta de la imaginación, del lenguaje, una celebración de la vida que no elude la muerte (...) No es esta una novela política, pero tampoco deja de serlo, al contar una sociedad donde lo político se volvió omnipresente hace sesenta años”.

Para Froilán Escobar, Tres en una taza (Uruk Editores), obra finalista en el premio Herralde 2014 de Anagrama (España), busca un acercamiento a una década que tiene que ver directamente con él: del setenta al ochenta, en La Habana, Cuba.

Se publicará simultáneamente en España. Uruk Editores
Se publicará simultáneamente en España. Uruk Editores

“Fue una década enorme para quienes la vivimos. Enorme porque estaba llena de hechos y de promesas; enorme porque desde que arrancó, quería convertir al presente en futuro, pero también enorme porque es una década llena de contradicciones”, dijo Escobar.

“La contradicción mayor de la que se ocupa la novela es la de un joven periodista que lo sacan de la prensa por algo que constituye una paradoja: por haber hecho bien su trabajo”.

“Ese joven periodista es un personaje doble. Uno se llama Yo y otro de llama Tú. Tú vive en el pasado y Yo vive en el presente. Tú es el que narra el pasado y Yo el que la escribe”, agrega. ”Con eso quiero expresar la problemática de un personaje que está escindido y dividido por el momento en que le tocó vivir. A mí no me interesa hacer un trabajo periodístico sobre esa época, sino escribir una novela”.

El joven protagonista de su nueva historia es castigado por publicar un número especial en una revista internacional sobre una legendaria figura. “Es una historia personal: todos los personajes, excepto uno, son reales. El texto que yo hago es una construcción a partir de esa realidad, de esa historia”, dice. “Es una novela, no es una autobiografía. Hay una interpretación en todo lo que escribo”.

Tres en una taza , será publicada simultáneamente por Ediciones Cumbre en España, donde fue una de las diez obras finalistas del premio Herralde, entre más de 2.000 participantes.

Para Escobar, esto representa un gran reconocimiento. En su forma de verlo, le ha tomado toda una vida prepararse para escribir la novela. “Uno no escribe las cosas de una manera espontánea e inusitada si no hay un referente y algo atrás que te impulsa a hacerlo”. Escobar recibió en Cuba en dos ocasiones, el Premio Nacional de la Crítica (1991 y 1993). En Costa Rica obtuvo el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría de novela y el Premio Áncora de literatura en el 2006.

Escobar es licenciado en Periodismo y máster en Comunicación Política, y reside en Costa Rica desde 1992. Su más reciente novela será presentada este martes 9 , en el Instituto de México (Los Yoses), a las 7 p. m.