Es la primera vez en la historia de Costa Rica que la organización incluye a un fotógrafo tico en su programa de extensión cultural

Por: Manuel Herrera 15 noviembre, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 10

La variada y sorprendente vida silvestre del país fue capturada por el lente de la cámara fotográfica del costarricense Gustavo Alvarado Sabatini, quien compartirá a partir del 19 de noviembre parte de sus imágenes.

En su colección Iriria (nombre que proviene de la mitología bribrí), el fotógrafo nacional reunió 75 fotografías, 30 de las cuales expondrá desde el 19 hasta el 27 de noviembre en la sede nacional de la Unesco, ubicada en barrio Escalante.

La muestra –que recopila imágenes de la flora y fauna costarricense– estará disponible en esa sala de lunes a viernes, de 10 a. m. a 4 p. m. y la entrada es gratuita.

Las imágenes fueron capturadas en locaciones urbanas y en áreas protegidas de Costa Rica y han recibido el reconocimiento de organizaciones vinculadas con la conservación y la cultura.

Exposición será del 19 al 27 de noviembre en la sede de la Unesco en barrio Escalante

"Iriria propone volver a mirar la naturaleza circundante y dejar a un lado la saturación de estímulos que nos trae el mundo actual. Apartemos el Wii, los celulares y la televisión por un momento y salgamos al patio de la casa, al barrio, al parque del pueblo", asegura el artista.

Alvarado manifiesta que la exposición tendrá una enorme trascendencia y sentará un precedente para las próximas iniciativas de interés cultural.

"Es la primera vez en la historia del país que Unesco incluye a un fotógrafo nacional en su programa de extensión cultural", detalla.

Las fotografías estarán a la venta y del total de las ganancias, el 10% se destinarán a campañas de castración y atención de animales en la calle. Otras dos imágenes serán donadas a asociaciones de rescate animal.

Gustavo Alvarado nació en San José y desde niño se trasladó con su familia a Cañas, Guanacaste, donde aprendió a respetar el ambiente y encontró un vínculo con la naturaleza y los paisajes del Guanacaste de antaño.

Además de fotógrafo, Gustavo es psicólogo y este año ganó el segundo lugar del concurso fotográfico Así es mi Costa Rica.