El ‘chiqui-chiqui’ despidió la fiesta del arte nacional en el parque de Santa Ana

Por: Fernando Chaves Espinach 15 abril, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

Si un instrumento brilló en el Festiva Nacional de la Artes 2013 fue la marimba y en la clausura, en Santa Ana, se consagró.

Un homenaje a Ulpiano Duarte por el Ensamble de Marimba y Percusión de Santa Cruz y el ministro de Cultura, Manuel Obregón, despidieron el Festival con una fiesta llamada Postre y Especias.

A las 7:30 p. m. arrancó la sonoridad de las marimbas y la gente se congregó en la plaza de Santa Ana. Los marimberos celebraron al guanacasteco Ulpiano Duarte, profesor y compositor del típico instrumento, con piezas como Nostalgias de la pampa .

Durante la tarde, Santa Ana disfrutó también de presentaciones como Veinte mil leguas de un viaje submarino , en el Colegio Técnico de Lindora; de Dono artefarita, de La Santa Chochera, y Entre el valle y la villa la copla brilla , un proyecto de Dionisio Cabal que puso al público a reír con coplas y retahílas cargadas de picardía.

En la plaza, los visitantes se deleitaron con shows de capoeira , la Marimba San Rafael y las bicicletas de material reutilizado de Exánima. En el mercado viejo de Mora, narraciones orales, los ritmos árabes de Asala y la Orquesta Son Mayor amenizaron la noche.

En el FNA se realizaron cerca de 300 espectáculos con 2.000 artistas. Mora y Santa Ana albergaron esta décima edición del festival.

Obregón invitó al escenario al alcalde de Santa Ana, Gerardo Oviedo; al director del FNA, Anselmo Navarro, y a la directora del Teatro Nacional, Adriana Collado, para realizar el cierre.

Tras los agradecimientos de Navarro y los fuegos artificiales, las estrellas del chiqui-chiqui hicieron estallar el escenario. Clásicos como El pipiribao sacudieron el polvo.