Leer para disfrutar Esta colección reúne 11 relatos del reconocido escritor costarricense. Es su regreso a la literatura infantil

Por: Fernando Chaves Espinach 3 marzo, 2014

Cuando Fernando Durán Ayanegui viajaba con sus hijas en carro, ellas le pedían que les contara cuentos. Allí los inventaba, improvisados, “locos”, como dice él. Hoy, lo hace para dos de sus nietos. La gran diferencia es que ellos también tienen tabletas.

Cuentos para niños con tabletas es una nueva colección de 11 relatos del reconocido escritor, que compilan historias juguetonas e inquietas: pasean por el mundo y con voces de animales.

El libro, parte de la serie Leer para disfrutar , es un regreso de Durán a la literatura infantil. “Los últimos dos nietos de mi hija menor tomaron la costumbre de decirme, cada vez que los monto en el carro, ‘¡Tito, cuéntenos una historia!’. Desde el volante, les voy inventando esos cuentos; por eso son un poco estrafalarios”, cuenta el autor.

Imaginación. Libres con la inventiva del escritor, los cuentos emprenden viajes por Ecuador, Escocia, Kenia y cuanto país salte a la mente. En ellos, hay ranas que quieren volar, gacelas que desean los cuellos de las jirafas y equipos de fútbol desmotivados.

“Sentía una especie de alarma por el alejamiento de los jóvenes de la lectura por causa de la tecnología”, cuenta Durán.

“Sigo alarmado, pero con el tiempo he venido recapacitando, porque observo que la lectura en la tableta de libros se hace cada vez más frecuente”, agrega.

Sin embargo, su voz retiene el poder de encantamiento: cuando los niños suben al auto, apagan las tabletas y se aprestan a escucharlo. “El hecho de que se publiquen en una colección tan asequible para las familias y para los niños me gustó mucho”, celebró. La esperanza de Durán es que cuentos como estos lleguen también a tabletas.

Los libros de la serie Leer para disfrutar pueden adquirirse en el pregón y en supermercados de todo el país, por un precio de ¢500.

Este libro es 228.° de la serie. El proyecto nació en el 2003 y desde entonces más de tres millones de ejemplares han llegado a hogares de todo el país.