Aula de tres paredesEl Teatro Universitario de la UCR cumple 65 años de vida y obras

Por: Víctor Hurtado Oviedo 15 febrero, 2015
Instante de Magdalena , de Ricardo Fernández Guardia, obra puesta en el 2009 bajo la dirección de María Bonilla. Aparecen Elvia Amador, Milena Picado, Natalia Fonseca, Alice García, Jean Carlo Calderón, José Castro y Manuel Ruiz.
Instante de Magdalena , de Ricardo Fernández Guardia, obra puesta en el 2009 bajo la dirección de María Bonilla. Aparecen Elvia Amador, Milena Picado, Natalia Fonseca, Alice García, Jean Carlo Calderón, José Castro y Manuel Ruiz.

Con 65 años, el Teatro Universitario es tan joven que no necesita maquillaje: siempre es un mérito pasar 65 años estando al día. El TU se creó en 1950: como si dijéramos, al mediodía del siglo XX, con el Sol en todo lo alto. ¿Por qué se originó entonces el TU? Su actual director, Manuel Ruiz García, nos contesta:

–El Teatro Universitario fue creado entonces porque el país, desde la Academia, necesitaba un teatro profesional de búsqueda e investigativo. El TU no es un teatro estudiantil: es un teatro de los graduados y egresados; un teatro profesional; un teatro-laboratorio que se dedica a la búsqueda constante de nuevas formas expresivas. Por ello, es un teatro experimental.

En 1950 votó por primera vez una costarricense: fue Bernarda Vásquez Méndez, en un plebiscito cantonal; los tranvías caminaban sobre rieles demostrando que las líneas paralelas no se juntan, y los hombres llevaban sombreros: setas que corrían bajo la lluvia. También en 1950, el rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), Rodrigo Facio, aprobó la creación del TU.

Aquella era otra Costa Rica, pero quizá no tanto. Libros y revistas de teatro llegaban con regularidad, los amantes de la escena comentaban los últimos estrenos de Broadway y el barrio Latino, y no faltaban puestas de compañías foráneas. Así, cuatro actores españoles de la Compañía Lope de Vega llegaron para actuar en el Teatro Nacional, y la UCR los contrató a fin de que organizasen un grupo al que llamaron “Teatro Universitario”,

El grupo hizo sus primeras actuaciones en un pequeño espacio, de cámara: el Teatro El Arlequín, que se ubicó a 50 metros al norte del Bar Chelles, en el centro de San José.

El TU suscitó otras iniciativas. “De esta agrupación, que apenas da sus primeros y más claros pasos, surgirán también el Teatro de Cámara Arlequín y el Grupo Teatro de Bolsillo, que posteriormente se convertirá en el primer teatro independiente con la más larga e importante trayectoria del país, la Asociación Cultural Arlequín”, explica Maritza Toruño Sequeira, doctora en Artes Escénicas por la Universidad de Barcelona, en su tesis La Escuela de Artes Dramáticas de la Universidad de Costa Rica como formadora de identidad teatral en Costa Rica.

Escena de El fornicador , drama de Victoria Urbano, ofrecido bajo la dirección de María Bonilla. Aparecen Tatiana Sobrado (izquierda) y Marianella Protti. TU para LN.
Escena de El fornicador , drama de Victoria Urbano, ofrecido bajo la dirección de María Bonilla. Aparecen Tatiana Sobrado (izquierda) y Marianella Protti. TU para LN.

Siempre renovado. “El TU es un teatro experimental pues estimula la búsqueda de nuevas formas de expresión escénica, y la renovación del lenguaje escénico, corriendo riesgos en los aspectos ideológico, estético y técnico”, resume José Montero, productor del TU y experimentado actor.

El Teatro Universitario nació antes que la Escuela de Artes Dramáticas (EAD) de la UCR, de modo que fue un precursor: un feliz experimento que resaltó la necesitad de formar académicamente a actores y directores.

El reconocido actor Gerardo Arce precisa: “La fundación del Teatro Universitario y, después, la de la Compañía Nacional de Teatro permitieron la profesionalización de la escena en Costa Rica pues ayudaron a formar actores, directores, técnicos y maestros. Así, gracias a ambas instituciones, recibimos las visitas de directores como Atahualpa del Cioppo y William Oliver”.

El primer director del TU fue Lucio Ranucci, muy aficionado al cine durante una estancia en Europa; el segundo, José Tassies, quien cursó estudios de teatro en Chile. En 1963, la dirección recayó en el dramaturgo Daniel Gallegos, uno de los autores clásicos de la escena nacional.

En 1988, el TU pasó a integrarse a la Escuela de Artes Dramáticas, creada en 1968 por iniciativa de Daniel Gallegos. La Escuela es parte de la Facultad de Bellas Artes de la UCR. La Escuela brinda estudios en los niveles de Bachillerato, Licenciatura y Maestría en Artes Escénicas.

Méritos y galardones. El TU planifica sus temporada anualmente y trata de montar entre cinco y siete obras cada año. Algunas son coproducciones con grupos de egresados de la EAD.

"Trabajamos con agrupaciones independientes cuyos participantes sean estudiantes o egresados de la Escuela de Artes Dramáticas de la UCR", explica José Montero.

Leonardo Perucci(izquierda) y Melvin Méndez actuaron en El cruce sobre el niágara , de Alonso Alegría, bajo la dirección de Bélgica Castro.
Leonardo Perucci(izquierda) y Melvin Méndez actuaron en El cruce sobre el niágara , de Alonso Alegría, bajo la dirección de Bélgica Castro.

Según refiere el sitio de Internet del TU, este ha ofrecido más de 150 producciones de autores costarricenses, latinoamericanos, estadounidenses y europeos. Las puestas han merecido premios nacionales: 44 para estudiantes, egresados y debutantes, y 50 para docentes de la EAD y Producciones Teatrales.

En 1994, el TU ganó el Premio Nacional al Mejor Grupo y a la Mejor Producción Escénica; en 1997, el Premio Nacional a la Mejor Dirección y a la Mejor Actriz Protagónica; en 1999, a la Mejor Dirección. Las obras del TU se han presentado dentro y fuera de Costa Rica; con ellas, el TU ha participado en congresos y festivales en América y Europa.

En el 2015, el TU ofrecerá tres producciones. La primera, el 30 de abril, será una obra inédita de Rodrigo Soto: A la hora del crepúsculo, dirigida por María Bonilla. En agosto se pondrá El proceso, drama inspirado en una novela de Franz Kafka; lo dirigirá Luis Thenon según una versión de Alejandro Finzi. A fines del año se ofrecerá Hombres en escabeche, de Ana Istarú, con la dirección de Madelaine Martínez.

El Teatro Universitario de la UCR es el joven más longevo de la escena costarricense, y seguirá siendo un aula de tres paredes en el mundo, donde hasta la vida hace teatro.