Luego de haber consagrado su vida al arte, este miércoles murió, a sus 90 años, el connotado artista chileno que vivió en Costa Rica desde 1974

Por: Gloriana Corrales 25 diciembre, 2015
Las pinturas de Escámez (centro) fueron apreciadas por el mandatario Luis Guillermo Solís y el rector universitario Alberto Salom (izquierda). twitter.com/luisguillermosr
Las pinturas de Escámez (centro) fueron apreciadas por el mandatario Luis Guillermo Solís y el rector universitario Alberto Salom (izquierda). twitter.com/luisguillermosr

La concepción crítica del mundo a través del arte perdió este miércoles a uno de sus grandes exponentes: el chileno Julio Escámez, quien tomó el suelo tico como propio y legó sus obras al mundo artístico nacional.

Escámez llegó a Costa Rica en 1974, luego del golpe de estado de Chile que lo obligó al exilio y a seguir su producción artística en otros horizontes.

Según El Mercurio de Chile, era originario de la Región del Bío Bío y cursó sus estudios de pintura en la Universidad de Concepción. Además, colaboró con el pintor Gregorio de la Fuente en la elaboración del emblemático mural Historia de Concepción , declarado Monumento Histórico Nacional en su país de origen.

Alberto Salom, actual rector de la Universidad Nacional (UNA), lo conoció mientras trabaja en un proyecto con los exiliados chilenos y, a largo de los años, comenzaron a cultivar una cálida amistad.

Según Salom, el artista plástico fue diagnosticado con leucemia y en los últimos tiempos tuvo algunas complicaciones médicas que, finalmente, le provocaron la muerte.

Sin embargo, Salom tuvo oportunidad de rendirle un último homenaje en noviembre pasado, cuando le otorgó a Escámez un Doctorado Honoris Causa por ser uno de los artistas plásticos más destacados de Latinoamérica, con una enorme sensibilidad hacia los conflictos del hombre moderno y un sentido de crítica hacia la realidad de los pueblos.

“No puedo concebir mi labor artística ajena a la realidad social. Mi trabajo es una forma de conciencia crítica que procura denunciar la dramática realidad que vivimos, caracterizada por los abismos económicos, culturales y sociales”, dijo al periodista Víctor Hurtado, en una entrevista publicada en abril en el suplemento Áncora .

La partida de Escámez también fue lamentada por el presidente Luis Guillermo Solís, quien recordó la obra del chileno a través de su cuenta en Twitter.

“Paz a Don Julio Escámez, quien hoy lejos de la crisis moderna, nos hereda un legado de artes y pensamientos sobre nuestra humanidad”, escribió.

Los restos del artista fueron velados ayer en la explanada de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNA, donde se desempeñó como académico desde su llegada a Costa Rica y a cuyo patrimonio heredó todas sus obras.

Etiquetado como: