Muestra de 40 fotografías de Carlos Jinesta, realizadas con técnica análoga

Por: Andrea Solano B. 4 mayo, 2015

Cargar la cámara con un rollo, ajustar, calibrar, disparar y luego pasar horas en un cuarto oscuro para revelar las fotografías en bandejas con químicos.

Ese era el camino “ritual” que seguían los fotógrafos de la era anterior a lo digital antes de ver el resultado de su trabajo impreso sobre el papel.

La introducción de la tecnología digital revolucionó la forma de capturar, procesar y difundir las fotografías

Pero para el experimentado fotógrafo Carlos Jinesta, la era predigital mantiene un encanto y una magia únicas, las cuales quiere transmitir a las nuevas generaciones. Esa es la motivación detrás de la muestra fotográfica que se exhibe en la galería Cuore del Centro de Educación Salesiana (Cedes) Don Bosco, en Concepción de Alajuelita.

La exposición presenta 40 fotografías en blanco y negro tomadas entre 1970 y 1999 y reveladas con las técnicas tradicionales anteriores a la era digital.

“Creo que el proceso con el que se tomaban y se revelaban las fotografías en el cuarto oscuro le permitía al artista una mayor cercanía o intimidad con las obras, pues uno permanecía mucho tiempo con ellas”, comentó Jinesta, quien acumula más de 40 años de trayectoria.

La exposición reune 40 fotografías de gran formato tomadas con cámara de rollo y reveladas en un cuarto oscuro. | CARLOS JINESTA PARA LN
La exposición reune 40 fotografías de gran formato tomadas con cámara de rollo y reveladas en un cuarto oscuro. | CARLOS JINESTA PARA LN

En 1991 obtuvo el Premios Nacional de Fotografía y ha participado en varias exposiciones individuales dentro y fuera del país.

Para el artista, estas fotografías son un reflejo de sus experiencias en diferentes momentos de su vida: paisajes costarricenses, rincones íntimos, personajes entrañables y el espíritu de grandes ciudades, como Nueva York.

“Cada foto realizada con técnica análoga es como un pequeño milagro personal de cada fotógrafo”, agregó.

El espacio de exhibición también le agrega una atmósfera especial. “Las fotografías fueron tomadas con la luz natural según cada momento. La galería en Cedes tiene una iluminación natural que contribuye a apreciar mejor las obras”, declaró el artista.

Días atrás, Jinesta participó en un diálogo con estudiantes del Cedes sobre la fotografía análoga y la digital. “Me sentí realmente complacido de ver la curiosidad de jóvenes que no llegan a los 18 años por algo que es totalmente desconocido para ellos. Las preguntas que hacían eran muy interesantes. Algunos me confesaron que nunca habían visto una fotografía en blanco y negro”, dijo Jinesta.

La muestra forma parte del programa de artes visuales del Festival Internacional de las Artes del FIA, el cual finaliza este fin de semana.

Sin embargo, la exposición permanecerá abierta hasta el 16 de mayo en el horario de institución: de 7 a. m. a 4:30 p. m.