Por: Natalia Díaz Zeledón 3 noviembre, 2016

Los fotógrafos Karin Puschendorf y Esteban Fernández cuidan exageradamente la realidad que rodea a los niños que posan en sus retratos.

En su exposición Mundo imperfecto el trabajo meticuloso de la composición, luz y el diseño de arte contrasta con las inquietudes que provocan sus 12 obras.

La galería Artflow, ubicada en Avenida Escazú, inaugurará la muestra el viernes 4 de noviembre a las 12 m.

El trabajo de los dos artistas reúne 11 retratos de niños disfrazados, rodeados de símbolos de cultura popular y religión.

En La religión del pueblo (2014), un niño se arrodilla frente a una bola de fútbol desgastada. En Sueño Americano (2015) una niña posa en una habitación blanca al lado de un bandera estadounidense sin color.

Una única pieza es una composición de imágenes que juegan con la perspectiva del tamaño y ubicación de una escalera.

La pulcritud con la que Puschendorf y Fernández construyen sus imágenes resulta enervante.