Carolina Guillermet amplía los horizontes de un proyecto que utiliza los registros botánicos como objetos y sujetos de su arte

Por: Natalia Díaz Zeledón 1 septiembre
'Efecto borde' tiene fotografías, documentos y pinturas que se vinculan con material botánico auténtico.
'Efecto borde' tiene fotografías, documentos y pinturas que se vinculan con material botánico auténtico.

Efecto borde es sobre lo que sucede un momento único, lugar y circunstancia. "Es un concepto ecológico según el cual dos o más ecosistemas, o comunidades diferentes adyacentes, se mezclan en el límite; creando una zona de transición que contiene mayor diversidad", explica la artista Carolina Guillermet en el texto curatorial de su exposición artística.

Hasta el 9 de setiembre, la obra de Guillermet estará exhibida en el Museo Omar Salazar, en el campus de la Universidad de Costa Rica (UCR) en Turrialba. En la casa antigua y lo que la rodea, Guillermet también observa un reflejo de sus investigaciones: la plantación de hule que cambió para ser una finca del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie), la tierra que fue construida con los edificios universitarios.

"La exposición combina material que no está estrictamente relacionado a Turrialba, pero que funciona para abrir una conversación, un debate, acerca de la apropiación del territorio e invención del paisaje en la zona", dice Guillermet.

Las 15 fotografías y las instalaciones con pinturas parten de temas y materiales explícitamente botánicos. Las fotografías fueron tomadas en el Jardín Botánico de Nueva York Jardín Botánico de Ginebra (Suiza), el Jardín Botánico de Nueva York y los Herbarios del Museo Nacional y de la UCR. En el 2015, Guillermet expuso, con algunas de sus obras, una muestra titulada Jardín infinito en el Museo Nacional.

"El material emula ese rigor científico pero en realidad no lo tiene", afirmó Guillermet. "Es hacer esa lectura del ambiente pero, más bien, ver los desplazamientos, nuestras conductas. ¿Cómo creamos un contexto y vamos modificando el paisaje?", se pregunta.

Esas preocupaciones son de largo aliento. El año pasado, la artista pasó cinco meses en Corea investigando "la interpretación del paisaje" y contrastó las representaciones simbólicas de la pintura académica con elementos de calidad científica y objetiva, como la cartografía.

De esta misma forma, por ejemplo, Guillermet mezcla una instalación de pinturas con textos históricos y la titula como Panorama de un paisaje.

"Hay un facsímil de la primera especie recolectada para el Herbario del Museo Nacional y el lugar de recolecta era Alajuelita. Ese era un lugar muy importante de foco científico, me lo imagino completamente distinto", dice la artista. "El paisaje se modifica y la forma en la que entendemos el paisaje también cambia: no es un concepto rígido".

La entrada a Efecto borde es gratuita y tiene horario de exposición de 8 a. m. a las 5 p. m. Está dentro del campus de la UCR, en Turrialba.