Después de quedar varados en un techo, dos enemigos que no comparten ni el idioma deben enfrentarse al cómico absurdo de sobrevivir juntos su predicamento

Por: Natalia Díaz Zeledón 16 abril, 2016
En un techo aislado, Robinson & Crusoe cuenta la historia de un soldado occidental y otro de Oriente Medio. Esteban Alfaro para LN.
En un techo aislado, Robinson & Crusoe cuenta la historia de un soldado occidental y otro de Oriente Medio. Esteban Alfaro para LN.

En el caos de una guerra, dos soldados de bandos contrarios se extravían en medio del océano. A su alrededor no queda nada salvo el otro: ¿podrán dejar el conflicto de sus países y unir fuerzas para sobrevivir?

En el montaje Robinson & Crusoe , los actores Alberto Alpízar y Wilson Ulate encarnan a esos soldados, arrojados a superar cómicamente las barreras del lenguaje, la desconfianza y los intereses bélicos para hacer reír al público con sus anécdotas sobre la improvisada isla.

En Heredia, el Teatro La Fortina ofrece la obra, de viernes a domingo, hasta el 1.° de mayo. La entrada tiene un valor de ¢7.000 y los artistas esperan que su público asista en familia.

La directora Tatiana Chaves asegura que el texto original, escrito por los dramaturgos italianos Nino D’Introna y Giacomo Ravicchio, explora la humanidad desde el absurdo de arrojar sus intérpretes a una “situación límite” y sin salida.

“Los dos personajes no hablan el mismo idioma y eso los obliga a trascender la palabra. Encontramos a dos personajes que, básicamente, se tienen que comunicar como niños por medio del juego, el gesto y las acciones”, explicó Chaves. “Es un texto que permite trascender la palabra y, a veces eso, en el teatro, nos cuesta comprenderlo”.

Los gestos son importantes para Chaves, en tanto permiten que el mensaje central del texto sea comprensible para cualquier persona de cualquier edad: más allá de sus diferencias ideológicas, los humanos son iguales.

“Esa es la potencia de este texto: nos vuelve la mirada a esa humanidad que se pierde en medio de tanto discurso y lo hace de una manera muy lúdica”, afirma la directora. “A veces nos centramos mucho en las diferencias y se nos olvida que tenemos más coincidencias. En medio de ese debate perdemos la sensibilidad de ese encuentro y esa hermandad”.

Aunque Robinson & Crusoe se estrenó por primera vez en 1985, la directora destaca la actualidad de la historia y, sobre todo, su universalidad. Ha sido producida en varios idiomas en países europeos y Estados Unidos.

El montaje tico es el debut de la obra en un país latinoamericano. La traducción de la obra original estuvo a cargo de Alpízar, actor que se interesó en producirla y solicitó a Chaves que aportara su conocimiento en dirección.

El montaje fue tarea de los grupos La TraKa Teatro y Los De A Pie, quienes contaron con el apoyo de los dramaturgos originales y el compositor francés Jerome Baur, responsable por diseñar el sonido de la obra.

Funciones en el Teatro La Fortina. La comedia Robinson & Crusoe ofrece presentación los viernes y sábados a las 8 p. m.; los domingos a las 6 p. m. Las funciones serán a partir de este fin de semana y hasta el 1 de mayo. Las entradas cuestan ¢7.000.

LEA MÁS SOBRE LA FORTINA: Administrar un teatro con los recursos en contra