Sus autores, madre e hijo, son Lilly Jiménez y José Antonio Ventura. La historia nació de un peluche en blanco y ahora crece en literatura

Por: Fernando Chaves Espinach 4 abril

Sus autores, madre e hijo,son Lilly Jiménez y José Antonio Ventura. La historia nació de un peluche en blanco y ahora crece en literatura

La primera Chispa no hablaba. La perrita, toda blanca y de tela, decía lo que sus dueños quisieran: está diseñada para escribir sobre ella o colorearla a gusto. Pero desde hace unos días, Chispa empezó a hablar, ahora desde un libro.

Chispa y sus amigos. Un día en San José –que son muchos– es el primer libro ilustrado que da vida al personaje, creado por Lilly Jiménez. Su hijo, José Antonio Ventura, escribió la historia, en la que Chispa, el perrito “zaguate” Único y la elegante gata Kalú pasean por la capital y reflexionan sobre la solidaridad. Con ilustraciones de Lisa Sánchez, la perrita salchicha de barrio Aranjuez habita un nuevo mundo.

Lisa Sánchez fue la realizadora de las ilustraciones de Chspa y sus amigos . Cortesía de Lisa Sánchez.
Lisa Sánchez fue la realizadora de las ilustraciones de Chspa y sus amigos . Cortesía de Lisa Sánchez.

Valores. “Siempre he tenido este sentimiento de que qué bonito sería si cada persona pudiera hacer algo bueno por una, dos personas, la gente que pueda”, asegura Jiménez. Pensando así, se unió a la organización Voces Vitales, donde reúne a mujeres en programas de mentoría. Allí, conoció a una mujer que vivía una situación complicada en su hogar, por lo que no podía salir a trabajar. Quiso ayudarla.

Pensando en eso, Jiménez creó el peluche de Chispa, “porque siempre me ha encantando tener un lugar donde escribir una frase o pensamiento para tenerlo cerca o leerlo”. Desde entonces, el peluche empezó a venderse para generar recursos y beneficiar a otras mujeres. Su sueño es llegar a tener un grupo más grande que pueda hacer sostenible el proyecto.

Se llama Chispa, dice Lilly, porque “para mí esto es una chispa de amor, de sensibilidad”.

José Antonio Ventura y Lilly Jiménez son los impulsores del proyecto Chispa. Alejandro Gamboa.
José Antonio Ventura y Lilly Jiménez son los impulsores del proyecto Chispa. Alejandro Gamboa.

Buscando puntos de venta para Chispa, Jiménez fue a Kalú, el restaurante de barrio Escalante que alberga la tienda de diseño Kiosco. Allí le sugirieron crear un gato... y así nació la inteligente felina Kalú, otro peluche y protagonista del cuento.

Al acercarse al Museo del Jade, le sugirieron un murciélago; en otros espacios, fueron naciendo más animales. Poco a poco, irán conformando esta familia para colorear.

De este modo, José Antonio Ventura, hijo de Lilly, empezó a entrelazar las vidas de los animalitos en un cuento. Eventualmente, los personajes completarán tres libros con sus aventuras en la capital, en la zona sur y en otros puntos del país.

“Chispa es una perrita bien cuidada pero no tiene una relación cálida con su familia. Ella quiere salir de su casa porque está aburrida de pasar todos los días encerrada. Ella quiere tener aventuras, conocer qué hay en el mundo”, explica Ventura. Conoce a Único, un perrito de la calle, y con él corretea por la calle y confronta la realidad caótica de la vida en la ciudad.

Las ilustraciones de ‘Chispa y sus amigos’ son de Lisa Sánchez. Cortesía de Lisa Sánchez.
Las ilustraciones de ‘Chispa y sus amigos’ son de Lisa Sánchez. Cortesía de Lisa Sánchez.

Tan pronto creció el libro, autoeditado, y con la ayuda de Lisa Sánchez, José Antonio y Lilly se percataron de las posibilidades que tenía el proyecto. Se acercaron al Ministerio de Educación Pública y, este lunes, en celebración del Día Internacional del Libro Infantil, participaron en actividades oficiales en Tarrazú. ¿Qué sigue para Chispa? La perrita los guiará a redescubrir San José, a aprender sobre valores y, sobre todo, a ayudar.

“Ayudar y ver lo que se desencadena en una persona o en varias… lo que se te devuelve, no lo puedo describir... pero es algo muy bueno, muy bonito”, afirma Lilly.