Por: Fernando Chaves Espinach 4 julio, 2015

Hubo una época en la que los suelos de todos los salones de baile resonaban así. El bolero, bailado como solo en Costa Rica se hace, volverá este sábado,a las 4 p. m., al Salón Recuerdos de Kilates (Tibás).

Color. En junio, se celebró un evento con vistoso bolero. José Cordero.
Color. En junio, se celebró un evento con vistoso bolero. José Cordero.

La Asociación Cultural del Swing y el Bolero Costarricenses (Aswingbol) se aboca a rescatar los sonidos y movimientos de una época de oro para los bailes populares. Por ello, con el proyecto “Grabaciones testimoniales” (declarado de interés cultural), Sinart grabará a 16 parejas en una tarde para recordar qué caracteriza a los bailarines ticos.

“Es una forma única que no se encuentra en otra parte del mundo y que nació con el swing costarricense a finales de los 60 y se consolidó en los años 70”, dice Erick Madrigal, organizador y presidente de Aswingbol . Así se bailaba en salones josefinos como el Montecarlo y El Cañaveral, y se diferenció de estilos más tradicionales de danzar el bolero cubano.

En esencia, bailar bolero criollo exige más movimiento que el tradicional. “En vez de potenciar la pausa, se hacen más movimientos de pies y de caderas”, describe Madrigal, quien, con Aswingbol, promueve distintas actividades de recuperación del baile.

“En los años 90, se hicieron grabaciones en el programa Los piratas del ritmo ; eso permitió que se conservara el swing costarricense”, señala Madrigal. “Sin embargo, del bolero costarricense no se hicieron grabaciones y lo que hay en material audiovisual es bastante poco y en condiciones deficientes”, explica.

Pagando ¢2.000, usted podrá disfrutar de las parejas que aprendieron a bailar en la época y que hoy enseñan a los jóvenes (puede reservar llamando al 8848-3828). La fiesta será en el Salón Recuerdos de Kilates, en el cruce de La Florida de Tibás con Moravia.