8 mayo, 2015
El edificio de la Filarmónica de Szczecin (Polonia) una obra de los arquitectos Barozzi/Veiga, fue el ganador de la XIV edición del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea-Fundación Mies van der Rohe
El edificio de la Filarmónica de Szczecin (Polonia) una obra de los arquitectos Barozzi/Veiga, fue el ganador de la XIV edición del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea-Fundación Mies van der Rohe

Barcelona

El edificio de la Filarmónica de Szczecin (Polonia) , obra del estudio arquitectónico Barozzi/Veiga, es el ganador de la XIV edición del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea-Fundación Mies van der Rohe, que se dio a conocer hoy en Barcelona.

La obra ganadora se impuso en la fase final de las deliberaciones del jurado a otras cuatro creaciones finalistas: el Museo de Arte de Ravensburgo (Alemania) ; el Museo Marítimo de Dinamarca en Helsingor; la Bodega Antinori en Bargino-San Casciano Val di Pesa (Italia) , y el Centro de Estudiantes Saw Swee Hock de la London School of Economics (Reino Unido) .

El jurado, integrado por Cino Zucchi, Margarita Jover, Lene Tranberg, Peter Wilson, Tony Chapman, Xiangning Li y Hansjörg Mölk, seleccionó como ganador el edificio polaco realizado por el estudio que lideran Alberto Veiga y Fabrizio Barozzi, que han contado con la colaboración de Studio A4 para la realización de la obra.

En el mismo acto se hizo público el ganador del Premio Arquitecto Emergente, que recayó en esta ocasión en la Casa de la Luz de Cilleros (Cáceres) , del estudio barcelonés Arquitectura-G.

El director general adjunto de Educación y Cultura de la Comisión Europea, Jens Nymand Christensen, y el teniente de alcalde de Barcelona y presidente de la Fundación Mies van der Rohe, Antoni Vives, entregaron a los ganadores los 60.000 euros ($67.000 ) del premio principal y los 20.000 euros (22.400) del galardón al arquitecto emergente, así como una escultura del artista catalán Xavier Corberó.

La Filarmónica de Szczecin alberga una sala sinfónica para mil espectadores, una sala de música de cámara para 200 personas, un espacio multifuncional para exposiciones y conferencias, y un amplio vestíbulo de entrada.

En su materialidad, el edificio se percibe como un elemento de luz: la fachada de vidrio, iluminada desde el interior, permite diferentes percepciones.

El jurado destacó "la austeridad exterior y la sencilla composición de los espacios de circulación interior, que contrastan con la expresividad de la sala principal y la sala de conciertos, cubierta de pan de oro" .

El presidente del jurado, Cino Zucchi, explicó en su intervención que la serie de frontones que corona el complejo rectangular del nuevo edificio establece nuevos diálogos con la silueta del cercano castillo.

Según Zucchi, este proyecto encuentra "una estrategia formal y espacial convincente para una ciudad que se esfuerza por lograr un futuro mejor en una economía cambiante".

En el caso de la obra ganadora al arquitecto emergente, la propietaria quería una casa con mucha luz natural y en relación con el aire libre y el patio, pues en su estado original la zona central de la casa no tenía luz natural ni ventilación.

Estos factores, junto con un presupuesto muy bajo, requirieron, a decir del estudio Arquitectura-G, "una estrategia de simplificar y purificar el diseño del proyecto; limpieza y vaciado del interior de la casa existente, dejando las fachadas de piedra y las tapias, y la organización de la nueva casa alrededor de un patio interior".

Considerado el premio más prestigioso de la arquitectura europea, el galardón se otorga cada dos años a obras que han sido acabadas durante los dos años anteriores.

Las obras nominadas al premio son propuestas por expertos independientes, así como también por miembros de las asociaciones del Consejo de Arquitectos de Europa, de las asociaciones nacionales de arquitectos y por el comité asesor.

En ediciones anteriores han ganado el premio, entre otros, Álvaro Siza, Norman Foster, Esteve Bonell-Francesc Rius, Dominique Perrault, Rafael Moneo, Zaha Hadid o David Chipperfield.