Ocho animatronics gigantes son los protagonistas de la exposición Reino Dragones , que estará abierta al público desde este 12 de agosto y hasta el 18 de setiembre

Por: Jessica Rojas Ch. 12 agosto, 2016
Los impactantes animatronics son muy realistas.
Los impactantes animatronics son muy realistas.

Dos caballeros de brillante armadura recibirán a los pequeños héroes que se atrevan a rescatar a una doncella y a un príncipe de las garras de ocho impresionantes dragones que secuestraron el Castillo de los Sueños.

La exhibición Reino Dragones , que ofrece el Museo de los Niños a partir de este viernes 12 de agosto, llevará a las familias a vivir una aventura ambientada en la época medieval (Edad Media) que contará la historia de estos animales fantásticos.

Son ocho animatronics (robots) creados con lo último de la tecnología y que muestran lo que podrían ser dragones de fuego, hielo, bicéfalos y tricéfalos: un recorrido para que los niños –y los adultos también– tengan la oportunidad de interactuar con estos apasionantes seres mitológicos.

Este dragón protege el tesoro del Museo de los Niños.
Este dragón protege el tesoro del Museo de los Niños.

Aprendizaje. El primero en recibirlos es un hermoso ejemplar cuyos afilados colmillos y grandes alas lo hacen temible; pero los pequeños pueden estar tranquilos: su misión es proteger a los valientes que rescaten el castillo.

Las primeras salas mostrarán la diferencia entre los dragones orientales y occidentales, gracias a videos y proyecciones que se activan con la presencia de los visitantes. El movimiento de los cuerpos activa las imágenes para que sean las propias criaturas las que cuenten su relato.

Será una experiencia única y una aventura que jamás olvidarán los niños gracias a los espacios que están equipados con dispositivos tecnológicos que los transportarán a esa época.

Hay cuadros cuyos personajes toman vida cuando los niños les hablan. Más adelante, las cavernas de hielo y fuego pondrán en apuros a los visitantes.

Será increíble ver cómo los chicos se transforman en caballeros con armaduras doradas cuando vean su reflejo en las proyecciones interactivas. También hay una zona para tomarse selfies medievales y un juego de realidad virtual que llevará a los pequeños a montar y domar un dragón de tres cabezas.

Al final del trayecto, un trono espera a los ganadores de esta gran travesía para coronarlos como los nuevos reyes y reinas.

Los dragones se dividen en dos grandes grupos: orientales y occidentales.
Los dragones se dividen en dos grandes grupos: orientales y occidentales.

El montaje. Personeros del Museo de los Niños son los encargados de esta exhibición; ellos prepararon el montaje de los robots y los programas de enseñanza y entretenimiento.

Los animatronics están formados con estructuras robóticas internas que generan movimientos, sonidos y hasta lanzan humo de sus bocas. La piel de estos animales está hecha de películas de silicona, látex y licra para que al moverse se vean reales.

El año pasado, el museo también tuvo una temática parecida, pero en esa ocasión fue con dinosaurios. “Buscamos que las familias se relacionen con las tecnologías de punta que se usan en el mundo y las vean aplicadas. La intención es abrir espacios y generar nuevas experiencias”, comentó Jorge Chica, jefe del Departamento de Innovación y Tecnología del Museo de los Niños.

La elección de los dragones se hizo tras una investigación de siete meses, que reveló que en varias sociedades y culturas humanas, en diferentes periodos y momentos, estos seres siempre han estado involucrados dentro de las mitologías y leyendas.

“Esa fascinación que existe por los dragones nos permitió hacer algo supremamente llamativo para los niños y así ubicamos a los animatronics en lugares donde puedan ser partícipes de esas escenografías”, agregó Chica.

Las pieles de los animales mitológicos son hechas con látex, silicón y licra.
Las pieles de los animales mitológicos son hechas con látex, silicón y licra.

“Tenemos las cámaras infrarrojas para reconocimiento corporal más altas del mercado. Es importante destacar que hay una combinación de talento costarricense con tecnología de punta. El desarrollo de las aplicaciones, del concepto, los juegos y la interacción es obra del equipo del Museo de los Niños”, afirmó Juan Carlos Solano, asistente de Innovación y Tecnología.

Si usted o sus niños son fanáticos de dragones famosos como Drogon, Shenlong, Smaug o Falkor, definitivamente los del museo dejarán una huella en su imaginación.

Detalles

El horario del Museo de los Niños es de martes a viernes, de 8 a . m. a 4:30 p. m. Sábados y domingos, de 9:30 a. m. a 5 p. m.

La entrada para ‘Reino de Dragones’ tiene un costo de ¢3.500 (general: niños y adultos) y con ese mismo tiquete pueden también disfrutar de todas las demás salas del museo.