Por: Gloriana Corrales 8 abril

La magia detrás de Don Quijote de la Mancha llevará a los niños a emprender un viaje a través de las ilusiones y la fantasía en la obra Entre quijotes , que se presenta en el Teatro Espressivo.

Adrián Arriaga interpreta a Don Quijote en la obra. cortesía de Alex Catona / Teatro Espressivo.
Adrián Arriaga interpreta a Don Quijote en la obra. cortesía de Alex Catona / Teatro Espressivo.

Esta puesta en escena combina danza, mimo y teatro, y está basada en la novela de Miguel de Cervantes.

Sus únicos dos intérpretes, Andrea Catania y Adrián Arriaga se las ingenian para transformarse en los principales personajes de este clásico de la literatura y llevar a los niños a través de algunos de los pasajes más icónicos, como el de los molinos, cuando don Quijote y Sancho Panza descubrieron el mar o cuando son llevados presos.

“El principal mensaje de esta obra es despertar en cada niño y niña ese Quijote que existe y tenemos todos por dentro: ese soñador incansable, loco que quiere cambiar las cosas, que ve las cosas a su manera y quiere transformarlas”, explicó Andrea Catania, directora del montaje.

La obra está dirigida a niños entre los 4 y los 10 años. Catania y Arriaga pretenden no solo inducirlos a la literatura mundial a través del juego y la imaginación, sino también empoderarlos para poner en práctica la esencia de la novela y así cambiar “este mundo tan chuequito”.

El proyecto es desarrollado por las compañías Lasafueras/Andrea Catania y el Colectivo Clá /Adrián Arriaga.

Entre quijotes ya se había presentado en la Feria del Libro, en Transitarte, en el Cenac y en escuelas privadas, pero con su llegada al Espressivo, en Moméntum Pinares, la obra emprende oficialmente su primera temporada.

La obra tiene una duración de casi una hora y al finalizar, habrá una actividad para involucrar a todos los niños del público. Las funciones serán los domingos hasta el 14 de mayo.

Etiquetado como: