Por: Juan Fernando Lara 11 abril, 2014
El congreso busca el apoyo político e institucional a iniciativas de arte popular surgidas en las propias comunidades del continente. | MARIANDREA GARCÍA.
El congreso busca el apoyo político e institucional a iniciativas de arte popular surgidas en las propias comunidades del continente. | MARIANDREA GARCÍA.

Costa Rica será desde hoy sede de un foro que persigue volver visible lo invisible: otorgarle la justa relevancia al papel de las iniciativas culturales civiles como base de la convivencia en comunidades y barrios; la vida que vive el pueblo.

Ese es el objetivo del VI Congreso Iberoamericano de Cultura realizado entre hoy, mañana y el domingo en el marco del Festival Internacional de las Artes.

El Congreso se centrará en las culturas vivas comunitarias y la idea de las actividades es refirmar la existencia de una enorme diversidad de manifestaciones culturales en los pueblos de Iberoamérica.

Hace casi una década, un amplio conjunto de organizaciones y redes de la sociedad civil de Iberoamérica se vinculan a dinámicas de arte y transformación social, teatro comunitario, comunicación popular y gestión cultural.

Todo ese trabajo, según los organizadores del Congreso, ahora aspira a recibir el reconocimiento necesario para que esos cientos de miles de experiencias locales en el continente permitan condiciones institucionales y políticas para su fortalecimiento y sostenibilidad.

El ministro de Cultura, Manuel Obregón destacó que, “existen redes diversas, ciudadanas, creativas, que buscan el reconocimiento de los Estados y organismos internacionales para su quehacer”.

Los ejes temáticos del Congreso serán la riqueza y el alcance de las culturas vivas comunitarias y la gestión pública para su fortalecimiento. Estos temas tomarán la forma de paneles, conferencias, talleres y una toma simbólica de la ciudad como parte del programa.

Las sedes del evento serán el Teatro Nacional, el teatro Variedades, el Centro Nacional de Producción Cinematográfica, el Instituto Cultural de México, la Escuela Metálica y, como sede para actividades paralelas, El Salón Palo Blanco en El Guarco de Cartago.

Para inscribirse y ampliar sobre las actividades, visite: www.culturaiberoamerica.cr