La obra integra actuación y personajes animados (en el FIA 2017)

 6 julio
'Maleza' se presentó en dos funciones en el FIA 2017.
'Maleza' se presentó en dos funciones en el FIA 2017.

Ana permanece encerrada en su hogar. Le corresponde superar el duelo causado por la partida de su padre, mientras procura satisfacer los caprichos de su madre delirante. La esclavitud doméstica la lleva a consumir sus horas en fantasías de libertad. Con la ayuda de Clara –su mejor amiga–, planea una estrategia de escape. En ese proceso, descubrimos que la vida de Ana no es lo que aparenta.

Maleza edifica su universo narrativo al combinar personajes de carne y hueso con sus equivalentes en versión animada (stop motion). Una pantalla, al fondo del escenario, es el umbral que conecta las dos caras de ese mismo mundo. Por encima de los valores dramatúrgicos o actorales, la obra pone el acento en las múltiples combinaciones posibles entre el lenguaje audiovisual y el escénico.

Por ejemplo, las actrices sonorizan diversas escenas animadas. El doblaje de voces y la creación de efectos auditivos con objetos (foley) constituyen un vistoso aditamento de la trama. En otras partes, apreciamos a los personajes reales y virtuales sincronizar sus gestos y movimientos. Este juego de espejos genera la ilusión de realidades paralelas y remite al precario estado mental de Ana.

En los segmentos más complejos, la precisa integración de lenguajes nos convence de que ambos mundos se han fusionado en uno solo. De esa manera, vemos los recorridos de un personaje real dentro de la casa animada como si "de verdad" estuviera en su interior. Estas atractivas secuencias no son el producto de tecnologías sofisticadas, sino del enfoque creativo en el uso de los medios disponibles.

Lo usual, en el teatro, es que la capa audiovisual se supedite a la acción dramática –a cargo de los actores–, pero en este caso sucede lo contrario. La imagen animada lleva la batuta y todo lo demás, incluida la actuación, se pone a su servicio. Este es el principal hallazgo de Maleza y también su debilidad porque, en los momentos cuando la acción se aleja de la pantalla, la obra pierde fuerza y se diluye en el enorme escenario del Teatro Popular Melico Salazar.

En general, la pieza –como dispositivo ilusionista– anduvo bien. Sin embargo, la función ya había terminado antes de que transcurrieran cuarenta minutos. En ese corto lapso, todas las posibilidades del recurso estaban agotadas y la trama no daba para más. Por su duración, formato y tono –salvo ciertas insinuaciones matricidas– uno pensaría que está frente a un montaje destinado al público familiar y no tanto al adulto.

Para compensar la corta extensión de la velada, se proyectó un cortometraje animado producido por el mismo grupo chileno. A pesar de la interesante propuesta, el filme fue un relleno sin ningún vínculo con lo que recién habíamos apreciado. En el marco de un FIA, la organización debería garantizar que los espectáculos ofrecidos justifiquen –en todos sus ámbitos formales y temáticos– el esfuerzo de pagar un boleto.

Aunque Maleza recibió un nutrido aplauso de la audiencia, me dejó la impresión de un trabajo encantador en lo formal, pero modesto en la profundidad de su dramaturgia o en el desarrollo de los personajes. A fin de cuentas, un breve deleite visual con mucho recorrido pendiente para convertirse en una de esas puestas que permanecen a la memoria.

FICHA ARTÍSTICA

Dirección escénica: Muriel Miranda, Hugo Covarrubias

Director de animación: Hugo Covarrubias

Dramaturgia: Muriel Miranda

Colaboración dramatúrgica: Paula Aros

Idea original: Hugo Covarrubias, Muriel Miranda y María José Siebald. Basado en un texto de Karen Bauer

Elenco: Muriel Miranda, Camila Miranda, Vivian Fuentealva

Iluminación: Sebastián Ríos, Cristian Matta

Música: Diego Noguera, Maleza

Sonido: Pablo Otárola

Sonorización cortometraje: Ricardo Contesse

Escenografía: Hugo Covarrubias, Muriel Miranda

Vestuario: Muriel Miranda

Operación de video: Pablo Mois

Registro fotográfico: Gonzalo Bavestrello

Producción: Compañía Maleza (Chile)

Espacio: Teatro Popular Melico Salazar

Fecha: 4 de julio del 2017

Etiquetado como: