El crítico de teatro Tobías Ovares asistió a la última función que ofrecieron los actores de Marjanishvili Theatre en el Teatro Nacional, el sábado 10 de junio

 17 junio
El montaje fue actuado en georgiano y se proyectaron descriptores con el resumen de la acción principal de cada escena.
El montaje fue actuado en georgiano y se proyectaron descriptores con el resumen de la acción principal de cada escena.

Un sector de la crítica teatral valora los espectáculos como si fueran fenómenos independientes de sus condiciones de producción. Al superar esta perspectiva, también resulta importante el análisis de las decisiones que potencian o limitan el pleno goce de una obra. Esta tarea se impone a raíz del debut, en Costa Rica, de Marjanishvili (Teatro Nacional de la República de Georgia).

Los georgianos ofrecieron una versión de Como gustéis llena de tintes carnavalescos, musicalidad y desparpajo. Al tratamiento festivo se le sumó la exploración de ese instante excepcional –acaecido, por lo general, lejos de la mirada del público– en el que los actores “entran” y “salen” de sus personajes. La estrategia se vuelve una amena reflexión alrededor del teatro como oficio y artificio milenarios.

Sin embargo, lo problemático se encuentra en otro lugar pues el montaje –hablado en lengua georgiana– careció de subtítulos en español. Esta omisión es grave ya que devalúa la totalidad de la experiencia y afecta, en particular, a los espectadores. El asunto ya comenzaba a oler mal cuando se nos pidió, en un discurso improvisado, que usáramos nuestra imaginación para “suplir” aquello que no entendiéramos.

En la actualidad, los subtítulos constituyen un requerimiento para los espectáculos internacionales. Además, la traducción logra acercar las manifestaciones escénicas de culturas distantes en lo lingüístico. Si estuviéramos reseñando una pieza de teatro gestual, nada de lo indicado vendría a cuento, pero estamos frente a una muestra de teatro textual, escrito por el más notable de todos los dramaturgos.

La versión de Marjanishvili fue concebida para ser apreciada con sus diálogos y soliloquios. Ciertos juegos actorales se podían comprender sin necesidad de la palabra, pero eso sucede en cualquier montaje, por ejemplo, con las acciones físicas. En todo caso, qué se supone que debíamos hacer con las dos horas de parlamentos escuchados: ¿imaginarnos que estaban ahí para disfrutar la sonoridad del georgiano moderno?

Por otra parte, se proyectaron descriptores con el resumen de la acción principal de cada escena. Estos “apoyos” se diseñaron de manera tan desafortunada que, más allá de indicar la progresión dramática, permitieron anticipar el desenlace de las escenas. Lo anterior hizo que, en muchos tramos, el espectáculo se volviera aburrido por su carácter predecible.

Mientras la sala aplaudía, quise direccionar mi crítica hacia los productores locales. En última instancia, habían sido ellos quienes intentaron vendernos la idea de que la palabra dicha sobre el escenario es un simple agregado o, peor aún, una contingencia fácilmente remediable a partir del uso antojadizo de la imaginación. Aceptar semejante despropósito es negar el valor de la palabra como acción, sentido y materia viva del hecho teatral.

Es encomiable el esfuerzo material y logístico de la empresa Terruño Espressivo para traer espectáculos internacionales. Hacerlo con mayor rigor profesional es una oportunidad o, mejor dicho, una obligación. En el ámbito de las Artes Escénicas, la cosa no es como gustéis; es como se debe.

Ficha técnica

Dirección: Levan Tsuladze

Dramaturgia: William Shakespeare

Adaptación: Lasha Bugadze

Actuación: Manana Kozakova (Audrey), Nato Kakhidze (Celia), Ketevan Shatirishvili / Anka Vasadze (Rosalind), Ketevan Tskhakaia (Adam), Nata Murvanidze (Jacques), Tamar Bukhnikashvili (Phoebe), Nikoloz Tavadze (Oliver), Malkhaz Abuladze (Touchstone), Beso Baratashvili (Duque Frederick / Duque Mayor), Davit Khurtsilava (Corin), Nika Kuchava (Orlando), Zurab Berikashvili (Silvius), Roland Okropiridze (Charlie / Amiens), Onise Oniani (Le Beau)

Composición: Vakhtang Kakhidze

Coreografía: Giorgi Margania

Diseño de vestuario: Costumesrguladze

Asistente de dirección: Nino Jorjoliani

Agrupación: Marjanishvili, Teatro Nacional de la República de Georgia

Producción: Teatro Nacional y Teatro Espressivo

Espacio: Teatro Nacional (Temporada Lo mejor del mundo 2017)

Fecha: 10 de junio de 2017