Acertada: La iniciativa permite disfrutar la danza en otro contexto

Por: Marta Ávila 23 marzo, 2015

Con el objetivo primordial de llevar gratuitamente el arte coreográfico a espacios no convencionales y fortalecer los lazos entre la comunidad nacional e internacional, Adriana Cuellar y Daisy Sevigni, integrantes De Paso Grupo Escénico y Los Innato (José Raúl Martínez y Marko Fonseca), en 2014 unieron sus ideas y esfuerzos para crear La Machine, un festival para mostrar la danza en calle.

Estos jóvenes creadores partieron del concepto de cuerpo como una máquina que genera movimiento, también pensaron en algo que no se detiene, de igual modo apelaron a un anglicismo para captar la atención de los adolecentes y se acerquen a la danza.

Este año, al programar la segunda edición, incluyeron talleres y foros de discusión; además, contaron con el apoyo de la Vicerrectoría de Acción Social de la UCR, y lograron convocar a varias agrupaciones internacionales, así como las compañías universitarias costarricenses, quienes presentaron obras en diversos formatos, que no poseen complicación técnica ni requieren de complejas escenografías.

Por esta razón, las funciones se realizaron en las últimas horas de la tarde para aprovechar la luz del sol.

Mirada. Un aspecto que debo destacar de esta iniciativa es que me permite hacer nuevas lecturas o interpretaciones de las obras de repertorio, así como degustar trabajos de grupos internacionales en los cuales lo fundamental es el lenguaje corporal.

La agrupación española Ania y Arias presentaron la coreografía ALTEREGO.
La agrupación española Ania y Arias presentaron la coreografía ALTEREGO.

De los tres días programados, pude ver seis trabajos, de los cuales lo esencial de la danza fue lo que mantuvo a transeúntes y seguidores en comunión durante momentos casi mágicos, principalmente cuando lo últimos rayos de luz, de la primera tarde de primavera, se extinguían.

La jornada dio inicio con los integrantes de Danza Universitaria, quienes aparecieron en el techo de Bellas Artes para ejecutar con mucha pasión y dramatismo La trampa , de Gloriana Retana. Posteriormente, Sofía Solís, en un rincón de atrio de la escuela de Educación, se nos concentró para mostrar su unipersonal denominado Se enfoca aquí .

Nos dimos vuelta para ver ALTEREGO del grupo español Aina&Arias, quienes nos ofrecieron bellos momentos con su riguroso trabajo corporal, y cuyo diseño de obra permitió integrar a transeúntes lejanos.

Todo parecía sacado de una película de Almodóvar. Y fue así como ese dúo al terminar logró el primer fuerte aplauso.

Tras una breve caminada, las bailarinas mexicanas del grupo Pájaro Mosca salieron por la parte trasera del escenario de Bellas Artes y se extendieron por los jardines al ejecutar Diagrama de la trayectoria del Sistema Lorenz .

Seguidamente, Karlton Lacey y Yul Gatjens de la Compañía de Cámara Danza UNA, nos ofrecieron el dúo Cuerpos sagrados vidas rotas , de Nandayure Harley, excelentemente ejecutado.

Y llegó la noche; los pocos focos encendidos fallaron, pero no fueron necesarios ya que la maestra española Carmen Werner, quien ingresó vestida de negro y cargando una silla, llenara de luz el espacio, especialmente con el interesante trabajo de brazos, al interpretar Volveré las cosas se aclaren . Con interés esperamos la tercera edición.

La Machine Festival de calle.

GRUPOS PARTICIPANTES: Danza Universitaria, Sofía Solís, Aina&Arias (España), Pájaro mosca (México), Compañía de Cámara Danza UNA, Carmen Werner (España).

FECHA: viernes 20 4.00 p. m.

LUGAR: Jardines de Bellas Artes y Facultad de Educación UCR