18 enero, 2013

Berlín. EFE . Un grupo de investigadores de la Universidad de Hannover (situada al norte de Alemania) atribuyen al pintor austríaco Gustav Klimt (1862-1918) la autoría del cuadro titulado Der trompetende Putto , según revelaron ayer varios expertos.

Esta obra, cuyo título en español sería “El querubín con trompeta”, estuvo perdida durante años y fue descubierta el verano pasado en un garaje en Austria.

La Universidad de Hannover estuvo analizando su autoría desde entonces y presentó esta semana el cuadro, que fue encontrado por uno de los expertos tras años de búsqueda.

No obstante, en el momento en que apareció, algunos especialistas habían expresado sus dudas acerca de la presunta autoría de Klimt, pero su ratificación se llevó a cabo a través de análisis químicos del lienzo.

El cuadro tiene un formato circular, con un radio de 1,70 metros, y estuvo durante un tiempo en el techo del taller de Klimt en Viena, de donde desapareció.

¿Quién fue él? Artista fuera de serie, en rebelión absoluta contra la burguesía y las costumbres de su época, Klimt nació el 14 de julio de 1862 cerca de Viena y fue uno de los fundadores, junto a su compatriota Egon Schiele (1890-1918), del movimiento vienés Jugendstil, que fue precursor del expresionismo alemán.

Además de pintor, también fue decorador y participó en la creación de los wiener werstätte , o talleres vieneses, que fueron un foco de creatividad en materia de arquitectura, decoración, artes de la mesa, moda, tapicería, encuadernación y fotografía.

Su pintura, con una frecuente utilización del dorado, evoca la “Edad de oro” de Viena, una época en la que la capital de Austria ostentaba una vida intelectual y artística comparable a la que había en París o en Berlín.

Etiquetado como: