Desde el Canal 15, de la UCR. El programa es un importante y necesario acervo del patrimonio cultural intangible: un registro de las artes y los oficios

 22 marzo, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

El jurado concede el Premio Áncora en Producción Televisiva a la serie documental Forjadores, que se transmite los jueves a las 7:30 p. m. por el Canal 15, de la Universidad de Costa Rica.

Este premio es un reconocimiento a su valiosa labor de rescate del patrimonio cultural costarricense, trabajo que el equipo de producción realiza destacando la contribución que personas, empresas y organizaciones hacen a la sociedad a través de sus distintos quehaceres.

Existen múltiples programas y segmentos en la oferta televisiva nacional que se dedican a visitar comunidades para realzar su belleza natural, así como para dar a conocer a personas y aspectos de interés.

Forjadores pertenece a ese grupo, pero se distingue del tono periodístico dominante de otros espacios por un acertado tratamiento documental. Gracias a este, los entrevistados se presentan narrándose a sí mismos, sin la mediación explícita de un presentador.

Esa decisión evidencia la madurez del equipo productor en su propuesta comunicativa, destinada a fomentar una percepción de naturalidad en el discurso, y una cercanía entre la audiencia y las personas representadas.

Asimismo, la serie Forjadores demuestra los altos estándares de calidad que la televisión profesional demanda a pesar de los recursos y los presupuestos limitados de un medio universitario.

En Forjadores, el manejo del lenguaje audiovisual es cuidadoso y consistentemente bien logrado, prueba de la pericia técnica y la sensibilidad estética en la producción de la imagen, el sonido, los elementos gráficos y el montaje de cada programa.

En resumen, se trata de una iniciativa que va más allá del simple registro de los paisajes y los personajes de nuestro país.

Forjadores explora una de las fibras más íntimas de nuestra identidad nacional: el aprecio por la dignidad del trabajo honrado y tesonero; por nuestra “fecunda labor” como fuente principal de cultura y progreso.

En esta ocasión, es el turno de Forjadores de recibir un merecido reconocimiento por la gran calidad de su trabajo y por el aporte que representa a la producción televisiva y cultural de Costa Rica.

Autor del fallo: José Fonseca Hidalgo.